Asegura Profepa en dos estados 377 ejemplares de vida silvestre

En la inspección en los zoológicos “El Serengueti y El Jocoqui” en Aguascalientes y “Zoochilpan”, en Guerrero no presentaron la documentación sobre la legal procedencia de los animales.
Se decomisó un tigrillo, al Zoológico “Zoochilpan”, en el municipio de Chilpancingo de los Bravo por no tener documentos que avalen su legal estancia.
Se decomisó un tigrillo, al Zoológico “Zoochilpan”, en el municipio de Chilpancingo de los Bravo por no tener documentos que avalen su legal estancia. (Especial)

Ciudad de México

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), a través del Programa Nacional de Inspección a Zoológicos, aseguró a 377 ejemplares de vida silvestre en los estados de Aguascalientes y Guerrero, donde se llevaron a cabo trabajos de inspección en los zoológicos "El Serengueti y El Jocoqui" y "Zoochilpan", respectivamente.

Personal de la Delegación Federal en Aguascalientes realizó una visita de inspección al Zoológico "El Serengueti y El Jocoqui", en el municipio de San José de Gracia en Aguascalientes, donde constató que éste carece de un inventario actualizado de los ejemplares de vida silvestre que maneja y cuenta con especies que no han sido autorizadas en su plan de manejo.

Además, el inspeccionado presentó un informe anual que no corresponde con el periodo establecido para su entrega. Tampoco fue exhibida la documentación para acreditar la legal procedencia de 111 ejemplares de vida silvestre. Cabe señalar que la inspección al Zoológico "El Serengueti y El Jocoqui" se realizó del 15 al 21 de julio del presente año.

Respecto a Guerrero, la Delegación Federal de la Profepa en el estado realizó una visita de inspección al Zoológico "Zoochilpan", en el municipio de Chilpancingo de los Bravo, para verificar que el manejo de ejemplares en confinamiento se ajustara a los requerimientos de la Ley General de Vida Silvestre y su Reglamento.

Como resultado de la diligencia de inspección se realizó el aseguramiento precautorio de 266 ejemplares de fauna silvestre, debido a que no fue exhibida la documentación sobre su legal procedencia.

En "El Serengueti y El Jocoqui" se aseguraron: cinco hienas moteadas, cuatro hienas marrón, cuatro guepardos, dos Caracales, dos cervales, 34 antílopes (de distintas especies) y 11 tortugas terrestres africanas. También seis cebras, cuatro búfalos cafre, una Jirafa, dos dromedarios, tres ñús, dos borregos de berbería, siete perros salvajes africanos, cinco grullas coronadas, dos avestruces, dos loros africanos, tres gansos egipcios, ocho gallinas de Guinea, dos lémures y dos ejemplares de puerco-espín africano.

Entre los animales asegurados en "Zoochilpan" se encuentran: tigre de bengala, tigrillo, jaguar, hipopótamo del Nilo, jirafa, bisonte americano, mono araña, mono patas, lémur cola anillada, tortuga orejas rojas, tortuga dragón, pitón bola, iguana verde, flamenco rosa, pato pijiji, guacamaya verde, cotorra cabeza roja, guacamaya roja, loro frente blanca, lobo gris mexicano y perrito de la pradera.

Las inspecciones a zoológicos forman parte de la estrategia para verificar los niveles de cumplimiento de la legislación ambiental en la materia.