Asegura UPOEG laboratorio de droga en Chilpancingo

La Policía Ciudadana de Guerrero aseguró un rancho en el que se encontraron 2 kilos de goma de opio, un laboratorio para procesar amapola, 46 cartuchos útiles y animales exóticos.

Guerrero

La Policía Ciudadana de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) aseguró un rancho en la comunidad de Palo Blanco, municipio de Chilpancingo, en el que encontraron dos kilos con 500 gramos de goma de opio, un laboratorio para procesar amapola, 46 cartuchos útiles y animales exóticos.

El hallazgo se registró aproximadamente a las 13:00 horas del domingo 9 de febrero, cuando los policías ciudadanos que comenzaron a operar en Palo Blanco desde el viernes recibieron el reporte de un presunto secuestro.

El informe indicó que en un rancho ubicado cerro arriba, en dirección poniente y a un kilómetro de a carretera había una persona secuestrada por un grupo de delincuentes.

Yony Hernández López, comisario suplente de la localidad ordenó que los policías realizaran un operativo de inspección, por lo que un grupo importante de integrantes de la UPOEG se trasladó a dicho lugar.

"Al llegar observamos a la distancia cómo cuatro hombres armados corrían al cerro para escapar, aunque hicimos lo posible no les dimos alcance y procedimos a posicionarnos en el lugar", señaló un comandante de la policía ciudadana que estuvo en el operativo.

La propiedad tiene aproximadamente cuatro hectáreas de extensión, está comprendida por dos cabañas, una bodega, un pequeño establo y tierra de labor.

En las casas no había ninguna persona secuestrada, pero sí encontró una habitación rústica con dos tanques de gas, dos parrillas para procesar la amapola, un horno, báscula, amoniaco, carbonato y sellador de plástico.

En un rincón del pequeño laboratorio se encontraron aproximadamente dos kilos de goma de opio natural, además de seis cartuchos útiles de pistola 38 súper;14 de 9 milímetros y 26 de rifle R-15.

En la propiedad había un poni, cuatro pavo reales, varias gallinas de granja, un caballo y al menos una decena de chivos.

No se encontró a ningún secuestrado, como fue denunciado, ni tampoco armas, sin embargo, miembros de la policía ciudadana anunciaron que se harán operativos en los cerros, pues los vecinos señalan que en la parte alta se ubican varios sembradíos de enervantes, que a simple vista no son perceptibles.

Un comandante que solamente se identifica con el sobrenombre de "Aguila" sostiene que desde que la UPOEG comenzó a operar en la zona del Valle de Ocotito se han asegurado por lo menos 18 ranchos que eran utilizados como casas de seguridad del crimen organizado.