Asalta la sección 22 tres planteles más en Oaxaca

Padres de familia ofrecieron poca resistencia ante el embate de integrantes de la CNTE.
Los maestros de la CNTE agredieron a policías y padres de familia.
Los maestros de la CNTE agredieron a policías y padres de familia. (Arturo Pérez/Cuartoscuro)

Oaxaca

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación tomó por asalto y recuperó por la fuerza en Oaxaca tres escuelas en el municipio de San Jacinto Amilpas que estaban controladas por padres de familia y profesores comunitarios, quienes fueron desalojados tras una corta resistencia y protagonizar una refriega en la que se reportaron cuatro heridos, entre ellos un profesor de la sección 22.

Con piedras, palos y cohetones, miembros del magisterio disidente junto con activistas del Frente Único de Lucha Social por la Reconstrucción de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, tomaron primero la primaria Hermanos Flores Magón que estaba resguardada por 90 padres que fueron replegados y perseguidos por una las laderas de la colonia Los Ángeles.

El contingente de la sección 22 arribó hasta a la zona de los planteles en resistencia a bordo de cinco unidades del transporte público que secuestraron y que utilizaron como escudo para ingresar al sitio evadiendo el cerco que trató de establecer la fuerza estatal de seguridad.

Los disidentes, encabezados por José Alfredo Martínez, quien fue captado con un arma de fuego, enfrentó a sus adversarios, a los que sometió lanzando cohetones, piedras y bombas molotov.

Al final, integrantes de la CNTE lograron someter a los padres de familia, arribando hasta la puerta de la escuela, donde rompieron el candado que mantenía cerrado el acceso, continuaron con la recuperación, metros adelante de un preescolar y posteriormente una telesecundaria donde ya no encontraron resistencia.

Previo al ataque, algunos padres de familia encabezados por Esther Guzmán había dicho que a "puño limpio" defenderían el plantel que custodiaron durante más de cinco semanas; sin embargo, terminaron por ser replegados.

Antes de la gresca una comisión de funcionarios estatales encabezadas por el director de Operación Política de la Secretaría Gobierno, Jorge Mahue falló en su intento de convencer a los padres a desalojar la escuela de forma pacífica, a pesar de que propuso otorgarles una nueva clave de estudios para habilitar un escuela alterna.

A través de las imágenes de MILENIO Televisión se pudo apreciar que los maestros tomaron los salones y comenzaron a subirse a los techos tras retomar la primaria Hermanos Flores Magón.

José Alfredo Martínez, integrante de la sección 22, dijo que son 120 escuelas las que están en proceso de negociación, y no descartó su pronta recuperación de la misma forma que se logró en San Jacinto Amilpas.

El dirigente justificó la violencia y dejó claro que el gobierno de Gabino Cué los orilló a provocarla.

"El uso de la fuerza es el último recurso ante el fracaso en las negociaciones que encabezó para recuperar pacíficamente las escuelas que están en poder los espurios del SNTE", dijo.

En medio del enfrentamiento, los integrantes de la sección 22 tomaron de rehén a un policía estatal al que despojaron de su uniforme y sus insignias; ademas, retuvieron y maniataron a algunos padres de familia que poco después entregaron a la Cruz Roja.

También el corresponsal de MILENIO Diario, Óscar Rodríguez, fue agredido en plena trasmisión en vivo por los disidentes, quienes lo golpearon y le robaron el teléfono celular que utiliza para trabajar.

Al finalizar el enfrentamiento, el secretario de Seguridad Pública, Marco Tulio López, llegó acompañado de un contingente de policía y agentes del Ministerio Público para certificar la toma de las escuelas; sin embargo, no iniciaron alguna averiguación previa por los hechos.

A pregunta expresa respecto a la poca efectividad de los cuerpos de seguridad, el mando dijo que "se hizo lo humana y responsablemente posible, hasta donde puede aguantar un policía, nos echaron encima una camioneta y aun así se trató de contener", expuso.

"Yo les pedí cordura, traté de hablar, no hicieron caso", y aceptó que poco puede hacer para enfrentar a la fuerza del magisterio disidente con menos de 200 policías en activo.

Condena agresiones

Esther Guzmán, presidenta del Comité de Padres de Familia de la escuela Hermanos Flores Magón, repudió la forma en que fueron sometidos y condenó la omisión mostrada por el gobierno de Cué.

"Es inconcebible que haya dejado solos a los ciudadanos en su lucha por defender la educación de sus hijos", dijo.

Llamado de Cué

El gobierno de Gabino Cué reprobó la recuperación violenta de escuelas por parte de la sección 22 y los llamó a a detener la violencia.

En relación a la toma de las escuelas Hermanos Flores Magón, Secundaria Técnica 80, así como del jardín de niños Donají, el gobierno de Oaxaca manifestó su "enérgica desaprobación" a los actos de confrontación y violencia protagonizados por los profesores, al considerar que estos hechos afectan el derecho de la niñez oaxaqueña a la educación.

Dijo que los hechos de confrontación deben ser dirimidos a través del diálogo y la conciliación, y con ello, cesar la escalada de violencia.

"Los involucrados en el conflicto deben entender que Oaxaca no puede ser referente nacional de violencia, por lo que el gobierno hace un llamado para deponer la confrontación y participar en una mesa de diálogo", señaló.

Liberan a detenida

-Debido a que las lesiones que provocó a dos policías no fueron graves, la mujer que se identificó como integrante de la CNTE obtuvo su libertad.

-Sin embargo, el expediente de María López Sánchez será consignado en los próximos días, a fin de que la supuesta profesora enfrente proceso penal.

-"En las próximas horas, el MP de la Fiscalía Central de Investigación ejercerá acción penal sin detenido, por los delitos de ultraje a la autoridad y portación de objeto apto para agredir, contra de la mujer que atacó con un cúter a dos policías", precisó la SSP-DF.