Arquidiócesis de SLP pide a la Segob dar de baja a pederasta

Solicitó a la institución federal borrarlo de la lista de ministros de culto y ya no tomarlo en cuenta como apoderado legal de las parroquias.

México

La Arquidiócesis de San Luis Potosí solicitó a la Secretaría de Gobernación dar de baja como ministro de culto al sacerdote Eduardo Córdova, acusado de pederasta, quien además era apoderado legal del Arzobispado y parroquias potosinas.

En entrevista, Armando Martínez, abogado de la Arquidiócesis de SLP, explicó que al anunciar la decisión del Vaticano de retirar del ministerio a Eduardo Córdova se solicitó a la Segob que lo borrara de la lista de ministros de culto y lo diera de baja como apoderado legal “aunque será un proceso lento”.

Entrevistado en la Catedral Metropolitana, Armando Martínez celebró que las víctimas hayan presentando la denuncia penal, porque “entraron por la puerta que la Arquidiócesis abrió”  e invitó a los activistas y a quienes tengan conocimiento de algún caso de presentarlo ante las autoridades.

Martínez puntualizó que los tres arzobispos, Arturo Simansky, Luis Morales y Carlos Cabrero, están dispuestos a presentarse ante las autoridades civiles para declarar sobre el ex sacerdote a quien nombraron apoderado legal de la Arquidiócesis, quien era responsable de la relación Iglesia-Estado, por lo que había concentrado poder político.

El viernes, 19 jóvenes denunciaron ante el ministerio público de San Luis Potosí a Córdova  por “abuso sexual calificado, corrupción de menores y privación ilegal de la libertad”. Las víctimas afirmaron que entre 2000 y 2003 formaban parte de una pastoral juvenil, pero también acusaron de encubrimiento a la Arquidiócesis de SLP.

Al respecto, Martínez dijo que aún no le han notificado alguna denuncia contra sus representados.

La subprocuraduría de Delitos Sexuales de SLP solicitó la semana pasada al promotor del Tribunal Eclesiástico canónigo Gilberto Amaya Martínez que ratificará la denuncia penal presentada por la Arquidiócesis, pero éste no asistió, porque se informó se encontraba en un retiro espiritual.

Martínez dijo que la Arquidiócesis no es la responsable de ratificar la denuncia, sino que le toca a las víctimas; sin embargo, aclaró que el canónigo se presentará a declarar la próxima semana, “pero no para ratificar, porque nosotros no somos los afectados”.

El Arzobispado potosino, dijo Martínez, ha designado al Colegio de Abogados Católicos que él preside para realizar una investigación independiente y que las personas que quieran denunciar a algún cura tengan confianza en hacerlo.

Con las denuncias presentadas el viernes contra Córdova, el ministerio público tiene los elementos suficientes para iniciar el proceso y si lo encuentran responsable girar la orden de aprehensión.

Incluso, agregó Matínez, un juez puede solicitar la ficha roja a la Interpol, porque al ex cura no se le ha localizado desde abril, cuando lo buscaron para notificarle que fue retirado de su ministerio.