Arman empresarios de Chilpancingo a sus empleados

Desde diciembre de 2015, los propietarios de los negocios capacitaron a su personal para defenderse de asaltos, secuestros, extorsiones y cobro de piso. 
Adrián Alarcón, presidente de la Coparmex en Chilpancingo.
Adrián Alarcón, presidente de la Coparmex en Chilpancingo. (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

Al menos siete empresas incorporadas a la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Chilpancingo decidieron armar desde diciembre de 2015 a sus trabajadores, para estar en condiciones de defenderse de los asaltos, secuestros y cobro de piso.

Adrián Alarcón Ríos, presidente de la Coparmex en la capital de Guerrero, señaló que la adquisición de armas y el entrenamiento de los empleados no es una línea promovida por el órgano empresarial que representa.

Sin embargo, aclaró que no hay manera de prohibirle a sus compañeros de sector el adoptar medidas de auto protección, ya que a pesar de las peticiones de auxilio que se han dirigido a los tres niveles de gobierno, la incidencia delictiva sigue hacia la alza y son muchos los negocios que están a punto de la quiebra.

"Es cierto que algunos propietarios, directores o gerentes de algunas empresas que son vulnerables ante los delincuentes comenzaron a tomar medidas de autoprotección dentro de sus establecimientos, tomando mecanismos e instrumentos de defensa", indicó.

Continuó: "Algunos ya tienen armas de fuego, de las que permite la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para el uso particular, nos han confirmado que ya tienen capacitados a varios de sus trabajadores".

El proceso de capacitación, dijo que se ha realizado de manera discreta, incluso se han utilizado algunos campos de tiro que son conocidos en Chilpancingo.

La compra de armas y el entrenamiento de los empleados comenzó a finales de 2015, como una respuesta ante la proliferación de grupos dedicados al secuestro, cobro de piso y la extorsión.

En la capital de Guerrero, dijo que son por lo menos siete las empresas que han tomado esa ruta, de lo que ya informaron a la dirigencia de la organización empresarial a la que pertenecen.

"Lo que les hemos comentado, es que no se trata de una línea respaldada por la Coparmex, pero que por lo menos cuiden que todas las armas que adquieran tengan los permisos correspondientes, que de ninguna menara sea de uso exclusivo del Ejército Nacional", refirió.

La medida, indicó que es necesaria, dada la severa crisis por la que atraviesa el sector empresarial en la capital del estado.

Aseveró que los que no se quejan son los negocios que pertenecen al rubro de la seguridad, entre ellos los que venden e instalan cámaras de vigilancia y de alarmas, pues sus ventas se incrementaron hasta en un 300 por ciento.

Alarcón Ríos manifestó que Coparmex está a la espera de que se consumen algunos movimientos al seno de la VIII Zona Naval y la IX Región Militar, con la intención de buscar el mecanismo adecuado para que se les permita portar armas en sus vehículos, pues muchos de los secuestros son cometidos cuando los propietarios de negocios están en tránsito.

Reconoció que armar a los empleados no es la vía más adecuada para bajar los niveles de inseguridad, sin embargo, reiteró que por el repunte que registraron los secuestros, muchos integrantes optaron por adoptar mecanismos de auto protección.

Sin abundar en detalles, destacó que son por lo menos siete las empresas que cuenta con personal capacitado y armado, pero la cantidad se puede incrementar considerablemente durante los próximos días.