Sonaron las alarmas, pero no sabíamos qué pasaba

Durante la madrugada de este lunes, un tornado devastó a Ciudad Acuña, Coahuila, algunos de sus habitantes narran qué fue lo que vieron y de qué forma pueden ayudar a la población afectada.
El tornado levantó vehículos que circulaban en ese momento, por lo que hay personas desaparecidas.
El tornado levantó vehículos que circulaban en ese momento, por lo que hay personas desaparecidas. (Tomada de Twitter/@fervasqez)

Ciudad de México

A las 4:00 horas, Miroslava Gamboa se dio cuenta que llovía en el Fraccionamiento Santa Teresa, en Ciudad Acuña, Coahuila.

Minutos antes de las 6:00 horas, salió de su casa acompañada de su marido para dirigirse hacia la maquiladora Prologic, sitio donde labora.

Sin embargo, se percataron que la lluvia era intensa y que las bolas de granizo eran casi del tamaño de una pelota de golf y el viento era tan fuerte que les impedían continuar su camino,

"Vieron que la lluvia y el viento eran tan fuertes que se regresaron corriendo a su casa. Se encerraron en el baño, pero la impresión de mi tía fue tan grande que se puso a llorar", cuenta Karen Gamboa en entrevista para MILENIO.

Según Karen, cuando terminó el tornado Miroslava y su esposo salieron con dirección a su trabajo, en el camino vieron árboles y cables de luz caídos, pero los regresaron a su casa por la situación de emergencia.

"Hablamos con ella y pudimos calmarla un poco. Estaba preocupada por su hija y su nieto pero afortunadamente están bien", dice.

No imaginaron que fuera tan grave

Martha Puente y su esposo estaban durmiendo en el Fraccionamiento Santa Rosa, ubicado a una calle del Fraccionamiento Santa Teresa, que es el sitio más afectado por el tornado. Entre las 5:30 y 6:00 horas, el ruido provocado por el viento los despertó. Esta sólo era una señal.

Enrique Puente, hermano de Martha Puente, dice que su familia intentó averiguar qué sucedía pero el viento les impidió salir de la casa.

"La fuerza del viento les impidió que pudiera abrir la ventana de su habitación para ver qué ocurría. Al ver tanto 'golpeteo', decidieron resguardarse en un sitio seguro de la casa con sus tres hijos pequeños", explica en entrevista para MILENIO.

Después del paso del tornado se fue la luz en el lugar. Martha y su familia quedaron prácticamente incomunicados pero decidieron averiguar qué sucedía.

"Ya que todo pasó, decidieron salir a la calle a ver qué había ocurrido; se encontraron con destrozos. Nunca se imaginaron que fuera tan grave puesto que aquí nunca había ocurrido algo de esa magnitud", dice Enrique.

Nos alertaron las alarmas

"Vivo a unos 15 minutos de donde fue el tornado. Aproximadamente a las 5:30 me levanté al tocador y escuché relámpagos y truenos", dice Mayra Santos en entrevista para a MILENIO, quien al notar que no era una tormenta común, despertó a su familia y "ya no pudieron volver a dormir".

Mayra detalló que las alarmas de la región los alertaron de que algo grave ocurría.

"Comenzaron a sonar las alarmas de emergencia de la ciudad, pero nunca supimos bien de qué se trataba porque la lluvia era muy fuerte. Después de unos 20 minutos cesó la lluvia y nos enteramos de lo ocurrido. Gracias a dios aquí nosotros no perdimos nada", explica.

¿Cómo ayudar?

Según la cuenta oficial en Twitter del Gobierno de Coahuila, solicitan alimentos no perecederos, agua y artículos de higiene personal. 

Karen Gamboa dice que algunas personas están llevando comida directamente a la zona del desastre, pero que estaciones de radio, Bomberos y oficinas de Cruz Roja son centros de acopio donde la población puede llevar lo antes mencionado.