Aprueban armonización de Ley de Transparencia de SLP a la Federal

La presidenta de la Comisión de Transparencia del Poder Legislativo,  Josefina Salazar, destacó que esta nueva ley es el resultado de una serie de consultas y foros.

SLP

El Congreso del Estado aprobó en sesión ordinaria, expedir la nueva Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado que contempla, entre otras innovaciones, la información en versión pública de la declaración 3 de 3 (de situación patrimonial, fiscal y de intereses) de los servidores públicos, las cuales se publicarán año con año a más tardar 15 días después de ser presentadas por el servido público ante el órgano competente tanto al inicio como al término de su gestión.

La declaración 3 de 3 la tendrán que hacer pública todos aquellos servidores públicos que desempeñen un cargo de dirección o administren recursos financieros de los Poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, incluida la administración paraestatal, así como los ayuntamientos, incluida la administración paramunicipal.

Josefina Salazar Báez, presidenta de la Comisión de Transparencia del Poder Legislativo, misma que presentó el dictamen, destacó que esta nueva ley es el resultado de una serie de consultas y foros que se realizaron para tomar en cuenta las propuestas de los involucrados en materia de transparencia.

Con esta nueva ley, precisó la legisladora, se establecen y adecuan los criterios señalados en la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública incorporando los aspectos mínimos para la protección del derecho al acceso a la información, así como de las obligaciones que señala en materia de transparencia, con el objetivo de homologar con la Federación y los Estados, las reglas, principios, bases, procedimientos y mecanismos en el ejercicio del derecho humano que se norma y, con ello, lograr que sea igual para todos, esto sin dejar de lado que sujetándose a las reglas mínimas que establece el ordenamiento general de transparencia, la nueva norma no se aparta de atender los aspectos propios de la realidad social del Estado, adecuándola, pero nunca reduciendo sus postulados.