Aprueba Congreso de Veracruz recursos privados al SAS

Le otorgan concesión por 30 años en la que los municipios de Veracruz y Medellín de Bravo solo tendrán una participación del 20%. Boca del Río se separa del organismo y creará el propio con ...

Veracruz

Con el voto de solo 31 de los 50 diputados locales, el Congreso del Estado aprobó que le inyecten capital privado al Sistema de Agua y Saneamiento (SAS), para que el organismo de agua que actualmente da servicio a casi un millón de habitantes, sea operado por una empresa con capital público y privado, con una concesión de 30 años en la que los municipios de Veracruz y Medellín de Bravo solo tendrán una participación del 20%.

El ingreso de capital privado a la estructura del SAS Metropolitano de Veracruz-Medellín, permitirá invertir en la infraestructura hidráulica necesaria en las nuevas unidades habitacionales y colonias de la zona conurbada, argumentó el diputado priista Juan Nicolás Callejas Arroyo.

Si bien nueve diputados votaron en contra y cinco más se abstuvieron, el voto mayoritario de los legisladores del PRI y Nueva Alianza permitirá que el organismo de agua sea manejado con recursos privados que a decir de los diputados que se opusieron provocarán que las tarifas de agua se eleven.

El municipio de Boca del Río se separa del organismo de agua, pero creará uno propio que también recibirá inversión privada.

El diputado panista Julen Rementería cuestionó la situación laboral de los empleados del SAS, pues el 50% de los dos mil empleados a quienes aún les deben prestaciones del año pasado, serán despedidos.

El diputado Cuauhtémoc Pola del Movimiento Ciudadano recordó que la deuda del organismo que funcionó como caja chica para elecciones supera los 900 millones de pesos.

Ricardo Ahued Bardahuil, diputado del PRI votó en contra porque como alcalde de Xalapa tuvo la experiencia del convenio que se otorgó a una empresa privada para las obras de saneamiento misma que lo llevó a un litigio por la falta de cumplimiento del compromiso.

No está de acuerdo con que la empresa privada a la que se le licite el manejo del SAS tenga una participación del 80 por ciento y el resto sea por parte de la administración municipal, "sólo hay que tener cuidado. Luego van a querer privatizar el estado porque los políticos no lo podemos administrar".

Fidel Robles Guadarrama, del Partido del Trabajo, acusó que esta semiprivatización "es un negocio de los alcaldes de Veracruz-Medellín y Boca del Río" y que muy seguramente la administración privada recaerá en una empresa española (Aguas Barcelona) ya que aseguró que "los españoles están en la segunda conquista".

Tras las casi dos horas de discusiones la propuesta fue aprobada con el voto mayoritario del PRI y el PANAL.