Aprueba el Congreso de Guerrero por mayoría reforma educativa

Con 31 votos a favor, ocho en contra y una abstención aprobaron las modificaciones a dicha ley con la cual se ratifica la garantía de gratuidad de la educación pública en el estado.

Acapulco

Luego de haber intentado sesionar en tres sedes alternas, 40 diputados del Congreso del estado aprobaron con 31 votos a favor, ocho en contra y una abstención la reforma a la Ley de Educación del estado, la cual ratifica la garantía de gratuidad de la educación pública en Guerrero.

Durante más de siete horas, 40 diputados locales de Guerrero, realizaron la votación sin mayor discusión cerca de las 23:00 horas para aprobar las modificaciones a la ley educativa sin que hubiera debate.

Fue luego de la dispensa de la segunda lectura que los diputados sometieron a votación la referida normatividad y 31 legisladores votaron a favor de la misma, ocho representantes lo hicieron en contra y el perredista Germán Farías Silvestre, fue el único que se abstuvo en el sufragio.

Cuatro de los diputados del Movimiento Ciudadano, encabezados por Oliver Quiroz Vélez, Laura Arizmendi Campos, Emilio Ortega Antonio y Mario Ramos del Carmen, votaron en contra.

También hicieron lo propio los legisladores perredistas Luisa Ayala Mondragón, Daniel Estaban González, Nicanor Adame Serrano; y el priista Rodolfo Escobar Ávila, que dijo a la disidencia magisterial que él tampoco estaba de acuerdo con la política del presidente Enrique Peña Nieto.

La jornada legislativa que incluyó hasta las 22:30 horas dos sesiones desarrolladas en una sede alterna, debido a que desde el pasado lunes el Congreso local se encuentra tomado por grupos magisteriales y ciudadanos que se oponen a la Reforma Educativa, los 40 representantes analizaron la reforma y varios artículos de la Ley de Reestructuración del Sector Educativo estatal.

También se analizó considerar en la ley el reconocimiento a las organizaciones sindicales de nivel bachillerato y de otros niveles escolares, legalmente constituidas y reconocidas por las autoridades educativas en la entidad, y reconoce acuerdos y convenios pactados con estas.

"Se prohíbe el pago de cualquier contraprestación que condicione la inscripción de los educandos, el acceso a la escuela, la aplicación de evaluaciones o exámenes, la entrega de documentación a los educandos.

"Así como afectar cualquier sentido de igualdad en el trato a los alumnos, y se establece en el dictamen de reforma a la Ley General de Educación que se analizaron los diputados locales", informó uno de los legisladores que asistió a la sesión y que pidió omitir su nombre.

"El Estado garantizará la calidad en la educación obligatoria de manera que los materiales y métodos educativos, la organización escolar, la infraestructura educativa y la idoneidad de los docentes y los directivos garanticen el máximo logro de aprendizaje de los educandos", también establece la reforma.

De acuerdo a los textos de los dictámenes de ambas reformas, se señala que éstas no se contraponen a la reforma constitucional en materia educativa, y aseguran la participación coordinada de la entidad en el proceso de evaluación educativa.