Conflicto en Apatzingán es entre dos: comisionado

Alfredo Castillo, comisionado de Seguridad en Michoacán, dijo que es necesario que el presidente municipal de Apatzingán, Uriel Chávez, y el sacerdote Gregorio López, resuelvan sus diferencias.
Miembros de los grupos de autodefensas piden la renuncia del alcalde de Apatzingán
Integrantes de los grupos de autodefensas exigieron ayer la renuncia del alcalde de Apatzingán. (Quadratín)

Ciudad de México

El conflicto que se vive actualmente en Apatzingán obedece a un problema personal entre el alcalde del municipio, Uriel Chávez, y el sacerdote de la localidad Gregorio López, afirmó el comisionado de Seguridad en el estado, Alfredo Castillo.

Esto luego de que ayer integrantes de grupos de autodefensa tomaron las instalaciones del palacio municipal de Apatzingán y expulsaron al alcalde Uriel Chávez, quien fue escoltado por elementos de la Policía Federal.

"Consideramos que necesitamos que estos actores puedan dirimir estas diferencias, y si hay elementos, pues no utilizar el micrófono si no darlas a conocer ante las autoridades", señaló Castillo en entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva.

El comisionado federal dijo que ayer se le notificó que un grupo de civiles se movilizaban al palacio municipal para plantear diversas exigencias, como la renuncia del alcalde priista.

Afirmó que las autoridades estuvieron atentas de que no entra gente con armas y camionetas, pero que no se prohibió la libre manifestación, por lo que no se registraron hechos violentos.

El comisionado federal afirmó que aunque el alcalde Uriel Chávez no se encuentre físicamente en el Ayuntamiento, él sigue al frente del municipio de Apatzingán.