Anuncian más movilizaciones habitantes de la sierra

Demandan diálogo con mandos militares. Exigen frenar fumigaciones que afectan cultivos legales y enferman a personas. Mujeres ya nos los acompañarán para responder ataques antimotines.

Chilpancingo

Los habitantes de los pueblos de la sierra anunciaron más movilizaciones para solicitar la instalación de una mesa de diálogo con los mandos de la 35 zona militar, pues exigen que se detengan las fumigaciones indiscriminadas que afectan cultivos legales y enferman a personas.

En el campamento comunitario, como denominan a la base de operaciones ubicada en la salida poniente de Chilpancingo, los comisarios de pueblos pertenecientes a la Sierra de Chilpancingo lamentaron la violencia con que se procedió en su contra la jornada del miércoles 26 de agosto.

Ese día, policías federales y del estado, habilitados todos con equipo antimotín los replegaron de los carriles centrales de la Autopista del Sol, lugar en el que habían instalado un bloqueo para solicitar la instalación del diálogo con la comandancia de la 35 zona militar.

Nicolás Chávez Adame, dirigente de la APPG, sostuvo que él había logrado afianzar un buen acuerdo con un comandante de la PF, sector caminos de apellido Trejo, solamente esperaban que se les diera una hora para la instalación de la mesa y levantarían la protesta.

Pero un oficial de apellido Núñez llegó con más de 500 policías federales y procedió al repliegue, pese a la resistencia del comandante Trejo, con el argumento de que tenía una orden dictada desde la Ciudad de México.

Chávez Adame sostuvo que los representantes de los pueblos optaron por la prudencia, caminaron hacia las aceras y se replegaron para liberar la carretera, como lo ordenaban los policías a punta de toletazos.

Aún sin resistencia, los policías del estado lanzaron por lo menos dos bombas de gas lacrimógeno, en plena retirada gritaban insultos hacia los campesinos para provocar una reacción violenta.

"Hubo algunos momentos en que los compañeros querían regresar y devolverles la agresión, sin embargo venían madres de familia con sus hijos y optamos por caminar sin lanzar ningún tipo de agresión", anotó.

Sin embargo, sostuvo que es un hecho que habrá más acciones de presión, ya que se optó por la aplicación de la fuerza, sin embargo no se atendió el planteamiento central que es la comunicación con los mandos militares.

"Nosotros insistimos; queremos hablar con los mandos militares porque nos están matando la milpa, el frijón y enfermando a la gente, queremos que observen todas las imágenes y escuchen los testimonios que tenemos", apuntó.

Para las próximas acciones, anticiparon que se tendrá el cuidado de no incorporar mujeres, además de que estarán preparados para repeler las agresiones en que incurran los elementos de seguridad.