Anuncia CNTE toma de radiodifusoras por boicot electoral

Profesores disidentes amenazaron que a partir del próximo 1 de junio cerrarán además gasolineras, aeropuertos, carreteras, y las sedes de los 11 consejos distritales y oficinas del INE.
La Asamblea estatal de la CNTE decidió que alrededor de 27 mil maestros afiliados a la coordinadora se trasladen el próximo lunes a la Ciudad de México para participar en las protestas convocadas por ellos.
La Asamblea estatal de la CNTE decidió que alrededor de 27 mil maestros afiliados a la coordinadora se trasladen el próximo lunes a la Ciudad de México para participar en las protestas convocadas por ellos. (Óscar Rodríguez-Archivo)

Oaxaca

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), anunció que a partir del lunes 1 de junio iniciará su estrategia de boicot electoral donde además de tomar las sedes de los 11 consejos distritales y las oficinas general del Instituto Nacional Electoral (INE), realizarán el bloqueo de carreteras, del acceso al aeropuerto, y se apoderarán de gasolineras y radiodifusoras.

Los docentes también contemplan sabotear los cierres de campaña de los candidatos del PRI, el PAN, y el PRD y amagan con realizar la toma de vehículos de dichos partidos políticos, y de los que son propiedad del INE, además de promover el voto de castigo en brigadas y a través de sus estaciones de radio comunitarias.

De acuerdo con el plan de acción, ratificado por el pleno de su asamblea estatal ese mismo día, los maestros realizarán la toma permanente de los 11 consejos distritales y trasladarán parte del plantón que mantienen en la zona del centro histórico a la sede del Consejo local del Instituto Nacional Electoral (INE).

También realizarán la toma de carreteras, de radiodifusoras, de plazas comerciales y gasolineras.

En otro acuerdo, la asamblea estatal decidió que el 30 por ciento de los maestros oaxaqueños afiliados a la CNTE, alrededor de 27 mil, se trasladen el lunes a la Ciudad de México para que participen en las protestas convocadas por la coordinadora.

Los maestros exigen, además, que no se les aplique la evaluación que obliga la Ley y se les dé respuesta a sus demandas políticas, laborales y jurídicas.

A partir del lunes, los profesores de la Sección 22 inician un paro indefinido de labores que afectará a un millón 500 mil niños, que acuden a 13 mil 500 planteles.

En tanto, el gobernador Gabino Cué, consideró que no hay razón para causar caos y desestabilización en prejuicio del pueblo de Oaxaca, porque todos sus planteamientos se han atendido y se sigue en mesas de dialogo permanente con el gremio.

Dijo que se mantienen el exhorto a los docentes para que sin claudicar en su lucha, contribuyan a que en Oaxaca se puedan desarrollar las elecciones en paz.

"Tengo la confianza de que los maestras y maestros sabrán respetar el derecho que tenemos todos para votar y si hay cierta inconformidad por algunos temas, se tienen que emitir un sufragio por la opción que se quiere que gobierne".

Cué, afirmó que se buscara un dialogo con las autoridades en el INE para estará preparados y generar juntos un clima de tranquilidad para haya elecciones tranquilas.

Evidenció que las protestas que pretende realizar la CNTE, como son la toma de comercios, gasolineras, radiodifusoras y carreteras, no abona a nada, ni a nadie, y solo generan estas acciones irritación.

"Los maestros de la CNTE saben que el gobierno estatal y federal han hecho todo de su parte para ir atendiendo sus planteamientos, por que tienen la preocupación que con la nueva ley federal educativa que ya aplica en Oaxaca pudieran estar perdiendo algunos derechos ganados, y ha quedado demostrado que no, y la prueba es que desde enero, la federación ya paga la nómina magisterial y ningún derecho o conquista ganada se ha visto afectada.

Por lo que no hay razón para que se afecte con la vida económica de Oaxaca y nuestra posición que reflexionen y claudiquen en sus acciones".