Anticipan crisis financiera severa para Guerrero al cierre de 2015

En su comparecencia ante legisladores locales, el secretario de Finanzas del gobierno estatal, Eliseo Moyao, dijo que el futuro nos alcanzó.

Chilpancingo

El secretario de Finanzas del gobierno estatal, Eliseo Moyao anticipó que a finales de la administración de Rogelio Ortega Martínez habrá un desequilibrio financiero de 953 millones de pesos, el cual se incrementará a mil 113 millones para el final del ejercicio fiscal 2015.

El funcionario abrió la segunda jornada de comparecencias de funcionarios del gabinete estatal, de entrada señaló que asumió la Secretaría de Finanzas del gobierno en un medio de un reclamo de insuficiencia presupuestal en casi todas las instancias de la administración pública.

Advirtió que junto al no reconocimiento de las plazas 12 mil 300 plazas docentes en el sector educativo, en la entidad se incubó un problema que tendrá severas repercusiones en los próximos meses.

"Me refiero a las retenciones y descuentos que realiza la federación, ante el incumplimiento de Educación, Salud y de algunos organismos públicos descentralizados en el pago de sus compromisos con terceros institucionales; como Impuesto sobre la Renta, ISSSTE y Fovisste".

Dicho problema, de acuerdo al funcionario, impidió la evolución sana de las finanzas estatales, porque ya hubo una afectación por 639 millones de pesos, sufridas por las participaciones estatales durante los primeros cuatro meses del año, así como las erogaciones imprevistas por 500 millones para pagar las plazas no reconocidas en el magisterio, generarán un déficit estatal muy serio.

"Estamos hablando de que en el primer cuatrimestre de 2015 dejamos de recibir más de mil millones de pesos, no cualquier finanza estatal resiste una afectación de esta dimensión", anotó.

Comentó que por problemas de ese tipo, no se ha podido atender la petición de más recursos para el Nuevo Sistema de Justicia Penal, que van más allá de los 56 millones de pesos.

El mérito de la administración estatal, dijo que es el hecho de no caer en la paralización, aunque el problema de fondo se sigue incubando.

Para cuando culmine el mandato de Ortega Martínez, de acuerdo a Eliseo Moyao, se tendrá un faltante de 953 millones, en tanto que para el 31 de diciembre la suma se elevará a los mil 113 millones.

Expuso: "Estamos ante una realidad adversa, nos encontramos ante un escenario de incertidumbre financiera y presupuestal que derivan de un conjunto de desequilibrios acumulados históricamente, lo que impide la buena marcha de las estrategias de gobierno".

Los análisis hechos en coordinación con el gobierno federal, dijo que sacan a la luz un conjunto de deficiencias estructurales que deben atenderse, si se quiere paliar un poco la complicación financiera del fin de año.

Culminó su intervención: "Podría decirse que el destino nos alcanzó; los recursos de que dispone el estado ya no alcanzan para financiar el conjunto de necesidades que la propia estructura organizativa impone".