Auguran debilitamiento del movimiento normalista

El gobernador de Guerrero dijo que ya se afianzaron acuerdos que por ahora no se pueden dar a conocer. El escenario será más propicio para la organización de los próximos comicios del 7 de junio.

Chilpancingo

El gobierno de Guerrero anticipó el debilitamiento del movimiento que reclama la liberación de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, tras el afianzamiento de acuerdos "que por el momento no se pueden dar a conocer".

En la sala José Francisco Ruiz Massieu del Congreso local, sostuvo que con la disminución en la intensidad de las protestas, el escenario será más propicio para la organización de los comicios concurrente del 7 de junio.

Ortega Martínez acudió al Congreso local para entregar el cuarto informe de labores, admitió que se le designó para atender el movimiento social derivado de los hechos del 26 de septiembre en Iguala, por lo que sostuvo que ha dedicado al mismo más del un tercio de su tiempo durante todos los días.

"Hemos logrado atender a las familias de quienes fallecieron esa trágica noche, a plenitud como debe ser la convicción de quien gobierna", anotó.

También dijo que se ha dado la cobertura para los heridos y sus familiares, que también son afectados por los ataques cometidos por la policía preventiva de Iguala.

Respecto a las familias de los 42 jóvenes que aún no aparecen, manifestó que se les atiende bajo tres principios: "La solidaridad por convicción y obligación; el acompañamiento y la coadyuvancia, lo que se ha desarrollado con discreción y secrecía cuando así se ha pedido".

Incluso, refirió que su administración atiende saldos no resueltos, como es el hecho de las familias de Alexis Herrera Pino y Gabriel Echeverría de Jesús, quienes fueron asesinados el 12 de diciembre de 2011 en la Autopista del Sol.

En las convocatorias al diálogo, manifestó que se han dirigido mensajes al Ejercito Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI) y el Popular Revolucionario (EPR) para sostener un diálogo directo, en el lugar y sitio en donde ellos quieran.

Explicó que cuando las protestas del movimiento se intensificaron, un segmento de la sociedad, sin dejar de ser solidarios con los padres de familia agraviados se replegó, en tanto que otro segmento manifestó abiertamente su indignación.

A partir de los acuerdos pactados con algunos actores del movimiento, dijo que se consiguió que hubiera éxito durante la temporada vacacional en Acapulco, cuando el escenario era adverso.

"Gracias a los liderazgos dialoguistas de la CETEG y los liderazgos dialoguistas del propio Ayotzinapa, además de otros que forman parte del movimiento, soy respetuoso y lo que se acuerda se cumple".

La no existencia de fotografías con los familiares y dirigentes del movimiento, dijo que se debe fundamentalmente al respeto: "Ahí está el luto y el dolor. No podemos andar jugando con eso ni usarlo".

Anticipó que cuando rinda el informe de gobierno ante el Pleno del Congreso, las personas que forman parte del movimiento y con las que han pactado acuerdos estarán presentes.

Negó que busque el olvido entre los familiares de los desaparecidos, ya que su formación política ha estado ligada a ese tipo de movimientos, prueba de ello es el acompañamiento a favor de doña Rosario Ibarra de Piedra.

También rechazó que busque la cooptación de quienes están al frente del movimiento social, ya que eso no contribuye a la solución de fondo del mismo, solamente genera mayor encono.

Anticipó: "Primero el diálogo, la mesura y la tolerancia. Después, si un segmento muy reducido sigue insistiendo en actos vandálicos que violan el Estado de derecho se aplica la ley, pero ya sabiendo quienes son y sin cometer injusticias".

Anticipó que los comicios se van a desarrollar sin necesidad de recurrir al uso de la fuerza pública, pues son miles los que reclaman su derecho de ir a las urnas, en tanto que unos cuantos no los van a detener.

Esos cuantos violentos, de acuerdo a la información el gobernador, no son maestros de la CETEG ni estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa.