Aguirre Rivero gestionará reunión entre Segob y la UPOEG

Por 10 horas  los upoegistas cerraron la Autopista del Sol y la carretera federal México-Acapulco  
Desde ayer y la mañana de hoy simpatizantes de la UPOEG se apoderaron de las únicas vías de comunicación que permiten la comunicación con el puerto de Acapulco.
Desde ayer y la mañana de hoy simpatizantes de la UPOEG se apoderaron de las únicas vías de comunicación que permiten la comunicación con el puerto de Acapulco. (Javier Trujillo)

Chilpancingo

Luego de bloquear por espacio de diez horas la Autopista del Sol y la carretera federal México-Acapulco, activistas de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) lograron que el gobernador Ángel Aguirre Rivero les concertara una reunión con el secretario de Gobernación (Segob) federal, Miguel Ángel Osorio Chong.

Entre la tarde del jueves 7 y la mañana del viernes 8 de agosto, los simpatizantes de la UPOEG se apoderaron de las únicas vías de comunicación que permiten la comunicación con el puerto de Acapulco.

La advertencia ya la habían lanzado desde el inicio de la semana, luego de que fracasara la caravana Por la Paz y el Desarrollo que de Chilpancingo partió con rumbo a la ciudad de México.

Sin la presencia física de su principal dirigente, Bruno Placido Valerio, los seguidores de la unión de pueblos primero recurrieron al cierre de edificios públicos para solicitar la apertura del diálogo, sin embargo la petición resultó infructuosa.

Durante los días martes, miércoles y jueves, los participantes de la caravana por la paz se apoderaron de las delegaciones de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), pero no consiguieron que se les recibiera en la SEGOB.

El jueves por la mañana lanzaron la advertencia de que podrían recurrir al cierre de carreteras, por lo que insistieron en que se les programara una reunión con el titular de Gobernación.

No hubo respuesta positiva y por eso, desde las 16:00 del 7 de agosto se apostaron sobre la carretera federal México-Acapulco a la altura de Mohoneras, con la expectativa de que representara un acicate para facilitar el diálogo.

Pasaron las horas y ya entrada la noche la UPOEG realizó una reunión para analizar la situación, los operadores llegaron a la conclusión de que sin una acción más fuerte no se les tomaría en cuenta.

A las 11:30 horas tomaron el acuerdo de cerrar la autopista del Sol en sus cuatro carriles, un poco más delante de la ciudad industrial del Valle del Ocotito.

Para las 00:00 horas el cierre de las dos carretera ya era un hecho y se alistaron a esperar la interlocución con las autoridades.

En el transcurso de la madrugada solamente se acercaron algunos oficiales de la Policía Federal (PF), tomaron nota del hecho y notificaron a sus superiores.

Para las 08:00 horas se apostó cerca del bloqueo un primer grupo de camionetas habilitadas como patrullas cargadas de policías del estado, todos con equipo antimotín.

Los primeros uniformados llegaron de Chilpancingo, los demás de la ruta que viene del puerto de Acapulco.

Parecía que el bloqueo estaba cercado por los hombres del escudo y tolete, un helicóptero comenzó a volar la zona y la tensión creció entre los manifestantes.

Para las 09:00 horas, el presidente interino de la Comisión Estatal de Defensa de los Derechos Humanos (Coddehum), Ramón Navarrete Magdaleno llegó al lugar, dijo que había caminado varios kilómetros y que en su trayecto pudo conocer el nivel de desesperación que privaba entre los automovilistas, que ya eran varios miles los que permanecían varados en la carretera.

Navarrete reconoció que buscar la reunión con el titular de SEGOB estaba fuera de sus posibilidades, sin embargo, ofreció que fungiría como puente para establecer la comunicación con el gobernador Ángel Aguirre Rivero, para que a su vez este intercediera ante la federación.

Después de las 09:30 horas llegó el asesor del gobernador, Ernesto Aguirre y este comprometió una reunión en la residencia oficial Casa Guerrero, pero solicitó que se liberaran las carreteras.

Tras analizar la propuesta, los upoegistas liberaron las vías después de las 10:20 horas.

Para las 13:00 se registró una reunión en la residencia oficial Casa Guerrero, en ella si hubo dirigentes de la organización inconforme, no como la noche anterior, cuando acusaron al diputado federal, Sebastián de la Rosa Peláez de usurparlos en un encuentro con el secretario de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo.

El gobierno estatal se comprometió a gestionar una reunión con el titular de la SEGOB, al parecer para el miércoles de la próxima semana.

Los representantes de la UPOEG reconocieron que no estaban del todo satisfechos, pero dieron por bueno el ofrecimiento y ya no retomaron en bloqueo en la carretera.