“Va para largo” procesos contra Granier: Fiscalía de Tabasco

El ex mandatario estatal tiene pendientes dos procesos federales y otros dos locales, por lo que se descarta su pronta liberación. 

Villehermosa

La Fiscalía General del Estado descartó este miércoles una pronta liberación del ex gobernador Andrés Granier, pese a un fallo federal que lo exoneró la víspera del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita por 35 millones de pesos.

El fiscal, Fernando Valenzuela Pernas, dijo que el proceso de Andrés Granier "va para buen rato" y admitió que aún no es posible trasladarlo a Tabasco por los problemas de salud que la defensa del ex mandatario priísta argumenta.

En un comunicado, la Fiscalía informó que el auto de libertad concedido al ex gobernador corresponde a uno de los procesos que se le siguen en el orden federal "no afectando los procesos estatales a los que se encuentra vinculado en Tabasco".

Dicha institución aseguró que la decisión de un juez federal "no implica que pueda quedar en libertad absoluta, toda vez que existen dos procesos federales aun pendientes que no afectan el curso de los procesos seguidos en Tabasco".

En este sentido, la Fiscalía General del Estado aseguró que en Tabasco se siguen los ilícitos de peculado y ejercicio indebido del servicio público, "los cuales continúan su rumbo".

A finales de mayo, aseguró la Fiscalía, se solicitará vía exhorto se recabe la declaración ministerial de Andrés Granier.

Previamente, el titular de la fiscalía, Fernando Valenzuela Pernas, aseguró que el proceso contra Granier "va para buen rato".

"Nosotros tenemos a nuestro fiscal muy atento en el Juzgado Segundo del fuero común, estamos muy atentos a las diligencias pero como he dicho esto va para largo, va para buen rato", sostuvo.

Granier es acusado en Tabasco junto con cinco de sus ex funcionarios, por el delito de peculado en la modalidad de pandilla, al detectarse la desaparición de 2 mil 604 millones 696 mil pesos en el ejercicio 2012.

También, el ex mandatario está siendo juzgado por el ejercicio de al menos 198 millones de pesos que fueron tomados del Seguro Popular para el pago de otros rubros, lo que implicó dejar a los beneficiarios sin atención médica en 2011, lo que motivó una observación de la Auditoría Superior de la Federación.