Analiza Corte si es requisito que diputados locales sepan leer y escribir

La PGR, el PAN y el PT impugnaron diversas reformas a la Constitución de Durango, donde 4 % de la población está en condición de analfabetismo.
 “Este municipio cuenta con un rezago de 56 mil personas, de las cuales 32 mil no tienen la secundaria y 5,600 no saben leer ni escribir”, comentó.
“Este municipio cuenta con un rezago de 56 mil personas, de las cuales 32 mil no tienen la secundaria y 5,600 no saben leer ni escribir”, comentó. (Yazmín Sánchez)

Ciudad de México

La Suprema Corte de Justicia de la Nación analiza si es constitucional exigir saber leer y escribir como requisito para ser diputado local.

El asunto derivó de tres acciones de inconstitucionalidad promovidas por la Procuraduría General de la República y los partidos Acción Nacional y del Trabajo, quienes impugnaron diversas reformas a la Constitución de Durango.

La ministra Margarita Luna Ramos se hizo cargo del proyecto que elaboró la ponencia de Sergio A. Valls Hernández, en la que se propone avalar el artículo 69 de la constitución local, el cual establece que las personas que aspiran a un puesto de elección popular deben saber leer y escribir.

No obstante, algunos ministros comentaron que la reforma es discriminatoria, pues el cuatro por ciento de la población de Durango es analfabeta y se les está impidiendo el derecho a ser votados, además de que parece que lo que se está sancionando es la pobreza y la falta de acceso a una educación.

Por su parte, José Ramón Cossío Díaz se pronunció en contra del proyecto y agregó que por mucha libertad que tenga el Congreso duranguense para legislar, no es posible que desconozca un conjunto de elementos, sobre todo de carácter de derechos humanos que están contenidos en otros preceptos constitucionales, "y básicamente me refiero a los derechos de carácter político".

"Para ser ciudadano en este país, y es una discusión importante en el Constituyente de (19) 57, que no se retoma en (19)17, precisamente porque estaba muy clara la condición de no discriminación de unas personas por su incapacidad o por su analfabetismo, para decirlo rápidamente, generamos una condición de ciudadanía como conjunto de personas que pueden participar en la elección o ser electos, simple y sencillamente por tener más de dieciocho años y un modo honesto de vivir.

"Me parece que incorporar en el artículo 69, fracción II, del estado de Durango una condición de saber leer y escribir, pues francamente sí distorsiona un conjunto de obligaciones y derechos constitucionales...", manifestó Cossío.

Dijo que en Durango 4 por ciento de su población están en condición de analfabetismo, lo cual "no es poca cosa", además de otro porcentaje importante es monolingüe.

El ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena consideró que el proyecto está equivocado porque pretende declarar constitucional una norma que priva del derecho a ser votado a un grupo o a un segmento de la población, fundamentalmente por su condición social.

Recordó que el artículo primero de la Carta Magna prohíbe expresamente la discriminación por, entre otros motivos, la condición social de los segmentos de la población

"Otro de los argumentos que hace el proyecto, con el cual no coincido, es establecer la estadística de cuántos analfabetas existen y decir precisamente porque son pocos, luego entonces es proporcional y racional la medida de limitarlos", expuso.

Zaldívar Lelo de Larrea comentó que la norma impugnada es inconstitucional porque es discriminatoria de un grupo social y discriminatoria del grupo social más desprotegido. "Parece que lo que se está sancionando es la pobreza y la falta de acceso a una educación", apuntó.