Analfabeta, 20% de munícipes: Bárbara Botello

“Son gente en muchos casos que no se esperaban llegar al cargo y nunca se prepararon para ejercerlo”.

Oaxaca

La presidenta de la Confederación Nacional del Municipios de México, Bárbara Botello, dijo que 20 por ciento de los presidentes municipales “no saben leer ni escribir” y no están preparados ni capacitados para ejercer el cargo de concejales y alcaldes.

La actual alcaldesa priista de León, Guanajuato, dijo que cualquier cargo público requiere de cierta preparación y lamentó que en el caso de alcaldes y regidores se improvise, designando o eligiendo a gente que no tiene la mínima preparación, porque en tales cargos se ejercen recursos públicos que son producto de las contribuciones de los ciudadanos.

Calificó de urgente reglamentar que para ser concejal, regidor o tesorero se cuente con licenciatura y se pueda realizar exámenes de control para elegir a los hombres y mujeres con el mejor perfil.

“Estamos planteando la profesionalización del servicio público municipal en el país, y en caso de que haya concejales que no reúnan el perfil sea previamente capacitados para asumir con responsabilidad su puesto, los funcionarios públicos de todos los niveles de gobierno tienen la obligación de estarse capacitándose de manera constante para ser más eficaz en su actuación”.

De los 2 mil 400 presidentes municipales que hay en el país, “estaríamos hablando que un 20 por ciento de gente que está en el cargo de presidente municipal no tienen la capacidad para ejercer el cargo, o porque no tienen una carrera profesional terminada o porque no sabe leer ni escribir”.

Detalló que la mayor parte de estos alcalde se encuentran en municipios muy pequeños, alejados la mayor parte de ellos en la zona sur sureste de México, en los estados de Guerrero, Chiapas y Oaxaca, donde hay personas que llegan a veces obligados a ejercer el cargo.

“Son gente en muchos casos que no se esperaban llegar al cargo y nunca se prepararon para ejercerlo.”

Consideró necesario proponer acciones para impulsar el servicio civil de carrera en el cargo de autoridades municipales, para que llegara gente a ejercer el puesto de munícipe contando con una mejor preparación para que incluso el manejo de los recursos público se ejerza de manera transparente, organizada y evitar los quebrantos financieros comunes al término de los trienios.