Reporteros de BC protestan por muerte de compañera en Veracruz

Demandan protección por parte del Estado Mexicano para quienes ejercen dicha profesión en México, las Asociaciones y Clubes de Prensa de Baja California.
Los reporteros de BC protestaron por la muerte de su compañera de Veracruz.
Los reporteros de BC protestaron por la muerte de su compañera de Veracruz. (Bernardo Cisneros)

Tijuana

Para demandar que el Estado Mexicano brinde protección a quienes ejercen la profesión del periodismo, así como para expresar su preocupación por los ataques y el elevado grado de impunidad que existe por las agresiones en contra de periodistas entre ellos el reciente asesinado de la reportera veracruzana Anabel Flores Salazar, periodistas de prensa, radio, televisión y de medios alternativos de Mexicali, se manifestaron en la explanada de los Tres Poderes en el Centro Cívico, ubicado en la capital bajacaliforniana.

Los reporteros recordaron que en un informe de Reporteros Sin Fronteras, "Por la Libertad de Información", refiere que del 2003 al 2015, 23 periodistas se encuentran desaparecidos en México, sin que hasta el momento se hubiera hecho justicia en algunos de ellos.

"Con la muerte de Anabel Flores Salazar 19 los comunicadores asesinados en Veracruz, bajo el mandato del cuestionado gobernador Javier Duarte, iniciado en 2010", enfatizaron los periodistas en el comunicado.

Los reporteros mexicalenses exigieron a los gobiernos de Veracruz, Javier Duarte y de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas, una real investigación sobre el crimen de la reportera Anabel Flores Salazar, quien fue sacada con lujo de violencia de su domicilio el 8 de febrero ubicado en el municipio de Mariano Escobedo, Veracruz y encontrada sin vida el 9 del mes y año en curso en el kilómetro 1+800 de la carretera a Puebla.

En tanto que periodistas mexicalenses demandan protección por parte del Estado Mexicano para quienes ejercen dicha profesión en México, las Asociaciones y Clubes de Prensa de Baja California, no han asumido una postura al respecto, por el contrario han guardado absoluto silencio y optan por organizar desayunos semanales en los cuales invitan a funcionarios públicos federales, estatales y municipales, así como a quienes ocupan un cargo de elección popular para que hablen de temas "de suma importancia".