Amenazan a 7 diputados locales de Guerrero

Acusan a los legisladores de promover el cierre de la escuela Normal Rural; ellos lo desmienten. 

Chilpancingo

Integrantes de la comisión que el Congreso local creó para dar seguimiento al caso Iguala-Ayotzinapa denunciaron que a partir de la información tergiversada de una reunión privada, hoy todos ellos son objeto de amenazas de muerte, ya que sin fundamento se les atribuyó la intención de cerrar a la Normal Rural de Ayotzinapa.

En la tribuna del Congreso local, Jorga Camacho Peñaloza, integrante de la fracción parlamentaria del PAN dio a conocer que en el inicio de la semana, la comisión de seguimiento creada en la cámara de diputados locales se reunió con su par del Congreso de la Unión.

En el encuentro con los representantes populares federales, los diputados de Guerrero hablaron sobre la necesidad de que se esclarezcan los asesinatos registrados la noche del 26 de septiembre, lo mismo que de rescatar con vida a los 43 desaparecidos.

También plantearon la necesidad de fortalecer la vida interna de la normal, incrementar su financiamiento y mejorar la interacción que hay entre la comunidad escolar y las autoridades.

Sin embargo, señaló que la diputada federal Lilia Aguilar, integrante del PT emitió comentarios que no reflejaron el contenido de la reunión.

"Nadie en esa reunión sugirió siquiera la posibilidad de cerrar la Normal Rural de Ayotzinapa; nadie en la comisión está en esa sintonía y considero que nadie en esa legislatura está pensando en eso", apuntó.

Lamentó la información dada a conocer por la legisladora y más aún, que se haya manejado sin las reservas correspondientes en algunos espacios locales.

Hoy, dijo que gracias a dicha información los integrantes de dicha comisión han recibido amenazas de muerte, principalmente a través de redes sociales, de lo que aseveró que tiene pruebas.

La comisión de seguimiento está integrada por Tomás Hernández Palma en su calidad de presidente, Jorga Camacho como vocal, Evencio Romero Sotelo, Emiliano Díaz Román, Karen Castrejón, Rubén Figueroa y Jorge Salazar Marchan.

Todos ellos, de acuerdo a Camacho, dijo que están en la disposición total de dialogar y fungir como interlocutores para los normalistas y maestros que reclaman justicia.

Rubén Figueroa Smutny, negó también que haya un pronunciamiento a favor del cierre de Ayotzinapa.

"Eso absolutamente falso. Lo que nosotros creemos es que debe fortalecerse esa escuela, se le debe dotar de más recursos y contratar a todos sus egresados por parte del gobierno estatal o de la federación, para que sus alumnos se incorporen a la economía activa, que ayuden al desarrollo del estado y que puedan superarse los que en ella estudian", dijo el también presidente de la Comisión de Seguridad Pública.