Continúa violencia en capital de Chiapas por desalojo de informales

Inspectores fiscales nuevamente se excedieron contra ambulantes al despojarlos violentamente de sus mercancías, por lo que destruyen parcialmente un vehículo de la alcaldía.
La gresca causó pánico en los peatones, mientras policías circundaron el lugar generándose un caos total en los alrededores del mercado.
La gresca causó pánico en los peatones, mientras policías circundaron el lugar generándose un caos total en los alrededores del mercado. (Hermes Chávez)

Chiapas

Los enfrentamientos entre comerciantes ambulantes, locatarios del mercado Juan Sabines y la Policía de la capital de Chiapas continúan registrándose en el centro capitalino, ahora con la destrucción parcial de una camioneta propiedad de la alcaldía.

La tensión en el primer cuadro de esta capital por los operativos para desalojar a vendedores informarles tuvo este viernes un nuevo escenario en las inmediaciones del principal mercado tuxtleco cuando, supuestamente, inspectores fiscales se excedieran nuevamente.

Esta tarde, aunque no se registró un operativo formal, inspectores a bordo de una camioneta blanca presuntamente despojaron violentamente de mercancía a los comerciantes informales, quienes califican estos hechos como robos y abuso de autoridad.

Esto provocaría la indignación de los afectados, quienes reaccionaron atacando la unidad, a la que causaron daños materiales, hecho que provocó que un grupo de locatarios del mercado se armaran de palos y otros objetos contundentes, así como todo tipo de proyectiles para repeler a los informales.

La gresca causó pánico en los peatones, amas de casa acompañados de sus hijos y transeúntes en general, provocándose una desbandada de personas, mientras policías circundaron el lugar generándose un caos total en los alrededores del mercado.

Aunque no se reportaron heridos, hasta el momento la Alcaldía de Tuxtla Gutiérrez no ha dado una versión oficial de los hechos.

Comentarios entre los presentes apuntaban a que el alcalde Samuel Toledo está aplicando métodos de represión en lugar de prevalecer el diálogo para una solución pacífica.

Se mencionó también que un grupo de comerciantes informales pertenecen a la organización Movimiento Campesino Regional Independiente (MOCRI), quienes presuntamente ya amenazaron con tomar acciones violentas para regresar a las calles, versión que no pudo ser confirmada.