No hay sorpresa en salida de Castillo de Michoacán: gobernador

Salvador Jara Guerrero dijo que se trabajó con mucho cuidado la transición y aseguró que falta muy poco para cumplir todas las metas del Plan Michoacán.

Ciudad de México

La salida de Alfredo Castillo de Michoacán no es ninguna sorpresa, ya que desde hace varias semanas se trabajó en hacer una transición ordenada, afirmó el gobernador del estado, Salvador Jara Guerrero.

"Esto no es una sorpresa para la cual no hayamos estado preparados, estuvimos haciendo con mucho cuidado la transición", aseguró en entrevista con Milenio Televisión.

"No hemos resuelto (todo), falta muchísimo por hacer, pero me parece que él (Castillo) cumplió ampliamente su función".

Dijo que con la desaparición de la Comisión federal para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, el gobierno del estado asume la parte del desarrollo integral y afirmó que "del plan (Michoacán) falta muy poco para cumplir el 100% de las metas".

En el tema de la seguridad "tenemos un apoyo importante, que yo mismo lo solicité al gobierno federal, especialmente para la zona de Tierra Caliente", y del cual está al mando desde hace varias semanas el general Felipe Gurrola Ramírez.

Sobre la Fuerza Rural Estatal, dijo que siempre se contempló como una corporación de transición, y que conforme se ponga en marcha el mando único en el estado "tenemos que terminar con una buena policía"