Alertan de enfrentamientos por tala clandestina en Michoacán

Autoridades comunales dijeron que el problema de la devastación de los bosques no ha disminuido y es irreal la información que dan a conocer autoridades forestales sobre el control de la misma. 

Morelia

Autoridades comunales y ejidales de las localidades indígenas de Michoacán advirtieron riesgos de enfrentamientos por problemas de tala clandestina en las comunidades de la Meseta Purépecha.

En rueda de prensa, en la que de inicio dieron a conocer los resolutivos del tercer foro de comunidades indígenas, el jefe de tenencia de Pichátaro, Jesús Salvador refirió que además de Sevina, existen otras comunidades que están a punto de llegar al hartazgo debido a la devastación ilegal de los bosques en su región.

Salvador aseguró que el problema de la tala clandestina en las zonas indígenas no ha disminuido y es irreal la información que dan a conocer las autoridades forestales sobre el control de la misma, por lo que avaló el bloqueo y la destrucción de la carretera que este lunes realizaron habitantes de Sevina en demanda por la presencia de autoridades para evitar que continúe el corte de árboles de manera ilegal.

"No es verdad que esté disminuyendo la tala clandestina, incluso se puede decir que hay más, y algunos lo hacen hasta con el permiso de las autoridades, el bosque es un recurso muy importante para nosotros y no podemos permitir que se siga destruyendo" puntualizó el representante comunal.

Asimismo, acompañado de otros comisariados ejidales, el jefe de tenencia de Pichátaro advirtió que no respaldarán la conformación de una Policía Rural Indígena como lo han hecho saber las autoridades federales y estatales, motivo por el cual insistieron en que los gobiernos deben respetar los usos y costumbres de las zonas indígenas y reconocer la figura de la ronda comunitaria.

Explicó que en las comunidades indígenas no funciona la figura de policía debido a que psicológicamente lo relacionan como un trabajo más, con una percepción de sueldo, sin la garantía de que se proteja al ciudadano sólo por solidaridad y entrega a la seguridad pública de cada uno de los habitantes de cada comunidad, como actualmente funciona con la ronda comunitaria, integrada por ciudadanos que no perciben un salario y que continuamente son rotados para vigilar la zona.

Y es que apenas este lunes, habitantes de Comachuén y Sevina protagonizaron un bloqueo apenas este lunes, en demanda de que las autoridades intervengan ante la creciente tala inmoderada de los bosques, situación que puede repetirse en otras localidades de los municipios indígenas de Michoacán.