Alerta en el Pacífico por el 'mar de fondo'

Reportan olas hasta de 3.6 metros; en Guerrero aplican DN-III y llevan a 600 personas a albergues. El fenómeno provocó un muerto en Acapulco.

Guerrero, Oaxaca, Chiapas y México

El Servicio de Meteorológico Nacional informó que el fenómeno conocido como mar de fondo, que tocó ayer las costas del sur del país, permanecerá por tres días más afectando el litoral del Pacífico, desde Chiapas hasta Baja California Sur.

En tanto, la Coordinación Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación emitió una alerta.

Ayer Guerrero (donde reportan una persona fallecida), Oaxaca y Chiapas se vieron afectados por este fenómeno, que ocasionó además del cierre de locales, inundaciones y la cancelación de la navegación marítima y la implementación del Plan DN-III para el territorio guerrerense.

Segob informó que estima que el mar de fondo continúe afectando las costas del Pacífico central y sur mexicano con olas de 2.7 hasta 3.6 metros de altura.

Protección Civil indicó que mantiene una estrecha coordinación y vigilancia con las autoridades de las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina, así como de la Policía Federal a través de la Gendarmería, quienes trabajan para dar resguardo e informar a la población.

Desalojos

En Guerrero, más de 600 personas fueron desalojadas y enviadas a refugios temporales por los daños ocasionados en sus viviendas que destruyó el fuerte oleaje y que dejó como saldo 125 casas dañadas totalmente, 123 restaurantes afectados, un muerto y dos desaparecidos.

El titular de la Secretaría de Protección Civil, Raúl Miliani, reveló que por las condiciones marítimas se determinó activar el Plan DN-III en Coyuca de Benítez y desplegaron a la Armada y al Ejército.

"Tenemos abiertos dos albergues, el primero en una primaria de Barra de Coyuca, donde hay 250 personas, y en Playa Azul, con 350; ahí el oleaje le pegó muy duro a la comunidad.

"En coordinación con el 68 Batallón de Infantería, se instalarán comedores comunitarios, porque hay informes de que el oleaje será más violento por la noche", reveló el alcalde de Coyuca de Benítez, Ramiro Ávila.

De acuerdo con la Secretaría de Protección Civil de Guerrero, se han registrado olas de entre seis y ocho metros de altura.

En Oaxaca, la Coordinación de Protección Civil estatal emitió una alerta en al menos 70 municipios ubicados en la zona costera ante el peligro que representa el fenómeno mar de fondo, que genera en la zona del litoral un oleaje de 3 a 3.6 metros de altura, que arrastró una camioneta en Salina de Márquez y generó inundaciones en restaurantes de la costa, en Puerto Ángel, sin lesionados o víctimas fatales.

El titular del organismo, Felipe Reyna, exhortó a los prestadores de servicios de Huatulco, Puerto Escondido y Puerto Ángel a que tomen precauciones y extremen las condiciones de vigilancia para evitar pérdidas humanas.

En Huatulco y Puerto Escondido cerraron el acceso a las playas de los principales hoteles, en tanto que en las áreas públicas instalaron banderas amarillas para evitar el paso de bañistas.

La misma alerta se extendió a Salina Cruz, en el Istmo de Tehuantepec, donde está ubicada la refinería Antonio Dovalí Jaime de Petróleos Mexicanos ante cualquier posible falla.

También exhortaron a la capitanía de puerto para restringir la navegación de embarcaciones menores y mayores.

En tanto, en Chiapas el fenómeno que afecta a diversos puertos y playas del Pacífico no dejó afectaciones, aseguró la Secretaría de Protección Civil estatal.

La dependencia explicó que suspendieron la navegación a embarcaciones menores, debido a que, oficialmente, hubo olas de entre dos y dos metros y medio, principalmente en Puerto Chiapas (conocido como Puerto Madero), en el municipio de Tapachula de Córdova y Ordóñez.

En ese lugar únicamente reportaron cuatro palapas con daños menores, sin que alguna resultara derrumbada por el oleaje, precisó Protección Civil, quien también descartó personas lesionadas o cualquier otro incidente grave.

Precisó que si bien el Sistema Estatal de Protección Civil está en alerta ante la presencia del mar de fondo, no fue necesario activar protocolos especiales en ningún punto del estado.

Mencionó que en este caso fueron autoridades de Tapachula a quienes les correspondió dar asesoría a la población, debido a que algunas familias dejaron sus viviendas cercanas al mar como medida preventiva; sin embargo, no fue necesario habilitar albergues.

Al respecto, precisó que el oleaje no rebasó la playa; el nivel del mar aumentó y solo formó encharcamientos en las cercanías de la zona costera.