Alerta en Morelos por frentes fríos

Protección Civil del estado alertó a la población para evitar enfermedades respiratorias. El Servicio Meteorológico Nacional dijo que se esperan bajas temperaturas en los próximos ocho meses.

Cuernavaca

Autoridades de Protección Civil de Morelos, alertaron a la población de la inminente llegada de 55 frentes fríos al país, por lo que lanzaron una alerta para evitar que dichos fenómenos climáticos se transformen en enfermedades respiratorias en la entidad, incluso en la muerte en las partes más altas del territorio.

De acuerdo con datos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) de la Comisión del Agua (CNA), en Morelos se esperan bajas temperaturas a los largo de los próximos ocho meses, lo cual puede repercutir en riesgos graves para la población más vulnerable, como son los niños y los ancianos.

"Los frentes fríos que espera México, iniciaron desde el pasado el pasado 20 de septiembre, y terminarán el 15 de mayo del siguiente año", indicó en un comunicado el Instituto Estatal de Protección Civil (IEPC), donde destacó que de los frentes referidos, ocho ya se han presentado en el país y uno más, se encuentra en los límites con Estados Unidos.

Derivado de este fenómeno metereológico, se espera la persistencia de bajas temperaturas en el estado, especialmente en los municipios de Huitzilac, Tepoztlán, Tlalnepantla, Totolapan, Tlayacapan, Atlatlahucan, Yecapixtla, Ocuituco y Tetela del Volcán.

"En este sentido se recomienda a la población mantenerse informada sobre el cambio climático, abrigarse bien, evitar cambios bruscos de temperatura, comer frutas y verduras que contengan vitaminas A y C, tomar suficiente agua para mantenerse hidratado y hacer ejercicio con el propósito de prevenir enfermedades respiratorias", pide el IEPC.

Además, recomienda la dependencia, acudir a la Campaña de Vacunación contra la Influencia, promovida por la Secretaría de Salud, a través de los Servicios de Salud, para esta temporada.

Por otra parte, es importante el uso de sistemas de calefacción adecuados siempre y cuando el inmueble se encuentre bien ventilado para evitar intoxicaciones con monóxido de carbono que pueden derivar en decesos, a causa de la utilización de fogones o anafres en el interior de la vivienda.