Enviado alemán ofrece disculpas a padres de 43 normalistas

El comisionado de Derechos Humanos de Alemania dijo que van a revisar el tema de la venta de armamento que se hace en México durante una reunión con familiares de los estudiantes.

Tixtla

El comisionado de Derechos Humanos de Alemania, Christoph Strasser, sostuvo una reunión con los padres de los 43 estudiantes que desaparecieron hace casi cinco meses Iguala, Guerrero, a quienes ofreció disculpas porque el ataque contra los jóvenes se realizó con armas de origen alemán.

Strässer sostuvo una reunión a puerta cerrada con los familiares y compañeros de las víctimas en la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, donde estudiaban los jóvenes que desaparecieron en Iguala tras una serie de ataques a tiros perpetrados por policías locales.

Durante el encuentro, los familiares pidieron a Strässer y al embajador de Alemania en México, Viktor Elbling, que su país deje de vender armamento a México y "más a un estado con altos índices de delincuencia y conflictos políticos" como es Guerrero.

Al término de la reunión, los funcionarios realizaron un recorrido por la escuela de magisterio, durante el cual los alumnos les contaron algunas de las dificultades que enfrentan por la estigmatización y los escasos recursos con los que cuentan.

"Hemos sido culpados de ser una escuela semillero de guerrilleros", afirmó el estudiante David Flores, quien añadió que también contaron a los funcionarios que deben sobrevivir cada día con 33 pesos de subsidio.

En una conferencia de prensa, Strässer dijo que van a revisar el tema de la venta de armamento que se hace en México, que termina en manos de agentes, grupos del crimen organizado y policías comunitarias.

Strässer inició el pasado domingo una visita de seis días a México para hacerse "una imagen de la situación sobre el terreno, con el fin de que el intercambio con las autoridades mexicanas y la sociedad civil pueda realizarse en el futuro sobre una base más sustancial".

Además de encuentros con miembros del Gobierno mexicano, legisladores e integrantes del Poder Judicial, la agenda del comisionado incluye reuniones con representantes de organizaciones de derechos humanos en Ciudad de México, Guerrero y Michoacán.

La visita del funcionario alemán a México derivó de una protesta realizada el 25 de diciembre pasado por familiares de los estudiantes desaparecidos frente a la embajada para exigir a ese país que deje de vender armas a México y tragedias como la de Iguala.