Agota gobierno de Oaxaca el diálogo y negociación con la CNTE

Buscan conjurar el paro anunciado para el 1 de junio. El director del IEEPO, Moisés Robles, indicó que siguen trabajando para dar respuestas a sus demandas y evitar que se suspendan clases.

Oaxaca

El gobierno del estado descartó aplicar algún plan "B" ante el paro de labores anunciados por la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) a partir de 1 de junio próximo y dijo que agota la vía de diálogo y la negociación para conjurarlo.

El director del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), Moisés Robles, afirmó que el estallido del paro no es una decisión definitiva, precisando que aún la determinación se discute entre las bases del gremio.

En su opinión la plenaria de la CNTE aún no toma una decisión definitiva sobre parar labores a partir del 1 de junio.

Abundó que en tanto el Gobierno estatal seguirá dialogando y conciliando hasta el límite y hasta donde pueda con los docentes para dar respuestas a sus demandas entregadas el 1 de mayo, para evitar que se suspendan clases.

"Mientras estemos sentados en la mesa de diálogo con la CNTE, no hay razón de un paro", consideró

¿Ya se tiene un plan "B" para enfrentar el paro que ya anunció la CNTE en Oaxaca?

-Como ustedes saben hubo una determinación en la pasada asamblea de la CNTE donde se abordó el paro de labores a partir del 1 de junio, sin embargo, como también se pueda leer en los mismos resolutivos, van a pasar por unos filtros previos, la determinación, todavía no es definitiva y esta pueda sufrir alguna modificación, dependiendo de los acuerdos que alcancen en la mesa nacional con la Secretaría de Gobernación (SEGOB).

En tanto nosotros estamos privilegiando el diálogo con ellos porque lo que no queremos es que se vayan a paro.

Además que hay un pronunciamiento de la sociedad para que no se suspendan las clases.

¿Con respecto al plan "B" se contempla ampliar el horario de clases?

-Entiendo que algunas comunidades indígenas son las madres de familia las que negocian con los maestros la reposición de clases perdidas por paro.

Las señoras han demostrado tener más autoridad sobre los profesores que el Gobierno federal y el estatal.

En muchas comunidades, cuando hay una movilización, y eso es algo que no se ve, nuestras mejores fiscalizadoras son las madres de familia, son las que tienen un contrapeso más, incluso, que la autoridad municipal; son las que tienen el control", dijo, el funcionario estatal.

Son las (madres) que llegan a una plática con los profesores de grupo, y con las escuelas, les ponen las condiciones, que eso es algo muy importante; que a veces ni siquiera la autoridad educativa federal y estatal puede hacer.

Son las que establecen cuántas horas van a reponer, con qué modalidad, si es el fin de semana, si es quedándose una o dos horas, eso es algo muy importante y que ocurre para completar el ciclo escolar", puntualizó.