Afectan las lluvias 12 municipios de Veracruz

En la zona metropolitana reportan 500 viviendas inundadas. Ordenan en Guerrero desalojar colonias de alto riesgo; granizada en Oaxaca daña 100 casas.

Veracruz, Guerrero y Oaxaca

Las lluvias provocadas por el disturbio tropical 90-L, que desde el pasado viernes impacta Veracruz, han dejado afectaciones en viviendas, vehículos, caminos, carreteras y puentes de 12 municipios, siendo la zona metropolitana Veracruz-Boca del Río-Medellín la que mayores daños registra, con 500 viviendas inundadas y cientos de vehículos varados en los encharcamientos de calles, caminos y avenidas.

El río Jamapa alcanzó su escala crítica e inundó partes bajas, lo mismo que el río Actopan; sin embargo, se prevé que a pesar de que las lluvias continuarán, el nivel de los mismos vaya a la baja.

Al encabezar la sesión extraordinaria del Sistema Estatal de Protección Civil, el gobernador Javier Duarte de Ochoa informó que se mantiene la alerta y acciones de apoyo a la población.

Por la crecida del arroyo Chiquito fue necesario evacuar a familias de la comunidad El Faisán, en Paso de Ovejas; previamente habían realizado desalojos en la colonia Dora María de Veracruz y de 10 viviendas en Úrsulo Galván, donde el río Actopan inundó la zona de Calicanto.

Aunque el fenómeno climatológico ya no evolucionará a ciclón tropical, las lluvias generadas han sido similares a las que dejaron hace cuatro años los huracanes Karl y Matthew, con 220 milímetros acumulados en solo unas horas.

En la sesión extraordinaria de Protección Civil, en el World Trade Center de Boca del Río, se informó que el río Jamapa alcanzó su escala crítica con un nivel de 6.5 metros y se desbordó en las partes bajas.

Entre los municipios afectados, además de la zona metropolitana, están Paso de Ovejas, Alvarado, Soledad de Doblado, Cosamaloapan, Atoyac, Perote y Jamapa.

Las lagunas están al tope y otras como la del predio Caballerizas y San Julián, en el puerto jarocho, se desbordaron, afectando viviendas y negocios.

Las secretarías de Marina y de la Defensa Nacional pusieron en marcha sus planes de rescate y auxilio a la población, en tanto, la Policía Naval vigila para evitar que haya robos como el ocurrido durante la madrugada en una mueblería de Boca del Río, donde los delincuentes aprovecharon que estaba inundada la zona para romper los escaparates y llevarse mercancía.

En la comunidad de Santa Rosa, en Actopan, la población quedó incomunicada, debido a que el río Actopan desbordó y arrastró el camino recién reconstruido que conecta a la comunidad con la cabecera municipal.

En Guerrero, la Subsecretaría de Protección Civil estatal recomendó evacuar zonas consideradas de alto riesgo para evitar pérdidas humanas durante las lluvias de las próximas horas.

La dependencia informó en un comunicado la determinación de evacuar de manera preventiva a la población que permanece en zonas de riesgo, ante la probabilidad de desbordamiento de ríos, canales y lagunas, además de deslaves, deslizamientos de laderas y afectación de caminos.

Debido al incremento de las lluvias en las últimas horas, que generarán precipitaciones de variada intensidad en todo el estado, el gobernador Ángel Aguirre Rivero decretó en sesión permanente al Consejo Estatal de Protección Civil, con el fin de activar la alerta preventiva.

En Oaxaca una granizada atípica reportada en la zona del Valle Central dejó 100 casas dañadas en el municipio de San Pedro Telixtlahuaca, lo que provocó que se aplicara el Plan DN-III del Ejército, confirmó el Instituto Estatal de Protección Civil.

El titular del organismo, Felipe Reyna, reportó que el torrencial aguacero provocó un incremento en el nivel de agua de hasta 80 centímetros de alto en la colonia Llano Monja, afectando a 100 viviendas y 500 personas, quienes fueron trasladadas a albergues provisionales.