Afectados reclaman a gritos que los apoyos lleguen tarde

Realizan manifestaciones para exigir que se les envíen despensas y equipo de bombeo para sacar el agua de sus viviendas; la ayuda alimentaria llegó cuatro días después.
Muchas familias perdieron parte de sus pertenencias.
Muchas familias perdieron parte de sus pertenencias. (Jorge Carballo)

Tabasco

Al bajar el nivel de la anegación, los reclamos salieron a flote: afectados por las inundaciones generadas tras el frente frío número 12 en Tabasco reprocharon la tardanza de las autoridades en llevar la ayuda.

En el fraccionamiento Bosques de Saloya, en Nacajuca, uno de  los más afectados, los vecinos reclamaron a gritos al coordinador de Protección Civil estatal, César Burelo, y al delegado municipal, Ramiro Ruiz, que la ayuda alimentaria llegó cuatro días después de ocurrida la emergencia, y no para todos.

El agua fue drenada durante el jueves, por lo que ayer camiones de la Secretaría de la Defensa Nacional ingresaron para repartir despensas, en un operativo integrado también por Protección Civil.

Con la necesidad de alimentarse y la desdicha de haber perdido parte de sus pertenencias, algunas mujeres se acercaron a los militares para recibir su bolsa de alimentos perecederos;  sorpresivamente otra vecina lo impidió, argumentando que esos paquetes ya tenían destinatario, y así se desató el griterío y descontento.

“Dijo la señora que ya no puede dar despensas porque nada más trajo para todo su condominio, pero todos fuimos perjudicados. No puede ser que los soldados se presten con la señora. Dónde está el gobernador, que escuche, que nos den la despensa”, gritó otra de las vecinas.

En tanto, el camión “repartidor” arrancó y una veintena de vecinos fue tras él, pero el delegado municipal los paró en seco y exigió callarse para darles una explicación.

“Escuchen, cuando se callen les explico. Estamos organizados que casa por casa vamos a entregar las despensas, porque estamos buscando a los más afectados, que fueron estas zonas”, señaló.

Después, reconoció que ese día solo repartirían mil despensas, cuando 3 mil familias resultaron afectadas en aquel fraccionamiento. En tanto, el coordinador de Protección Civil también se justificó y solamente les dejó promesas.

“En estas condiciones siempre hay ese tipo de controversias; sin embargo,  viene encabezando esta actividad el delegado municipal. Esta colonia es bastante amplia y se trabaja por sectores, obviamente hay quienes se desesperan y quisieran que ya se les entregue (el apoyo), no se va a suspender hasta que se termine con todos los afectados”, dijo Burelo.

***

Los afectados del fraccionamiento Staiujat, en el municipio de Centro, no han corrido mejor suerte, ya que tras cuatro días de inundaciones las autoridades no han llegado.

Ayer, el nivel del agua bajó y comenzaron a limpiar sus casas mientras aseguran que el ayuntamiento es el responsable del desbordamiento de la laguna El Espejo, que llegó hasta un nivel de metro y medio en sus hogares.

“El problema de la inundación es la laguna El Espejo. Vinieron a hacer limpieza y nos tumbaron un bordo de contención y la laguna la dejaron al ras. En las otras colonias colindantes que están más arriba, el agua siempre se viene para acá.  Para nosotros el ayuntamiento es el responsable”, dijo Rodolfo Zamudio, uno de los afectados.

De acuerdo con Protección Civil, más de 15 mil familias resultaron perjudicadas. Apenas ayer, tras cuatro días de anegaciones, el gobierno estatal declaró libre de encharcamientos a Villahermosa, pero debió instalar 21 nuevos albergues por la cantidad de personas que han comenzado a sufrir afectaciones por las crecidas de ríos.

César Burelo informó que ya comenzaron las labores de limpieza en 14 colonias y comunidades suburbanas de la capital tras quedar libre de anegaciones, como en el fraccionamiento Bosques de Saloya, donde se instalaron siete bombas para desalojar el agua.

“Tabasco es una planicie, la mayoría de su territorio es bajo, nos llovieron 300 milímetros en un lapso de 8 horas y no se cuenta con drenajes pluviales, lamentablemente. Obviamente fue rebasado en su capacidad, sumado a esto, varios equipos ya son bastante obsoletos. Por otro lado, ahí hubo un acumulamiento de basura inmenso”, dijo.

***

Habitantes molestos por la falta de atención realizaron tres manifestaciones para exigir que se les envíe ayuda y equipo de bombeo.

En la carretera Cárdenas-Comalcalco, en el tramo Nuevo Progreso, unos 50 colonos protestaron para exigir que se reconstruya un drenaje en un tramo de 40 metros, ya que sus casas queden encharcadas con aguas negras.

En Villahermosa, habitantes de la colonia Gaviotas Sur bloquearon los accesos de la delegación de la Secretaría de Desarrollo Social para exigir que se les pague la pérdida de sus enseres domésticos, luego de la inundación del pasado martes.

La noche anterior quemaron llantas y bloquearon un puente en el periférico de la capital para exigir respuesta de las autoridades.

Otra manifestación se realizó en la ranchería Río Viejo, en la zona conurbada de Villahermosa, donde habitantes acamparon en un puente cerca de donde están las bombas trabajando para sacar el agua. Los inconformes amenazaron con incendiar los carros del sistema de aguas de la ciudad y del ayuntamiento.