Adeuda Uber medio mdp por multa a autoridades de Querétaro

El director del Instituto Queretano del Transporte, Luis Enrique Moreno Cortés,dijo que el cargo es de 64 mil pesos por cada auto asegurado por operar de manera ilegal.

Querétaro

Los vehículos que fueron detenidos por dar servicio como taxi para la empresa Uber deben medio millón de pesos a las autoridades estatales por concepto de multa.

Esta cantidad no ha sido pagada por los particulares o empresa, por lo que las 10 unidades que al momento han sido detenidas se encuentran en el corralón.

La multa es de 64 mil pesos por cada auto asegurado por el Instituto Queretano del Transporte (IQT), por operar de manera ilegal.

El Director del organismo, Luis Enrique Moreno Cortés recordó que desde el inicio de su operación hace 11 días, 10 autos de este sistema han sido detenidos y enviados al corralón por circular como un servicio de taxi de forma irregular.

"Porque hay denuncias de estos servicios de manera irregular y se han detenido esos vehículos por parte del instituto, pero hasta ahí es la participación (...) denuncian la ilegalidad porque hay un cobro, es un vehículo privado que está haciendo un cobro de una transportación, y ahí se cataloga como un servicio público, según la Ley de Movilidad del Estado", subrayó.

Para sacarlos del corralón, Moreno Cortés informó que Uber debe pagar 64 mil pesos por cada vehículo, sin embargo a la fecha no lo ha hecho, pues además no tiene un plazo límite para hacer el pago económico.

"La sanción plena es de 64 mil pesos por vehículo (...) están todavía en el corralón (...) no, ahí está en garantía el vehículo", concluyó.

La empresa Uber por su parte, en una entrevista con un diario local, informó que rechazó estar fuera del marco de la ley.

"Estamos en Querétaro para aportar y no somos ilegales", dijo Luis Uriarte, director de Comunicación para México y Centroamérica.

Y aseguró que la empresa Uber es de tecnología y no de taxis, además de que ellos no son dueños de los coches ni empleadores de los chóferes".

"Uber es una empresa de tecnología que ofrece una aplicación que pone en contacto a dos personas: una que ofrece servicio de chofer privado y otra que quiere trasladarse de manera confiable y segura por la ciudad... no somos dueños de los coches".

Sobre el porqué estaban ofreciendo sus servicios con autos sin placas, se dijo extrañado, pues ése es uno de los requisitos principales que exigen a los chóferes y al tiempo comentó que investigará este hecho.

En estos días comenzarían las primeras reuniones con el gobierno de Querétaro, quien calificó este servicio como "pirata" y aseguró que es riesgoso porque si bien aparece la cara de la persona que supuestamente va a recoger al pasajero, no garantiza que no sea víctima de la delincuencia.

Además, mencionó que los chóferes y unidades son de Jalisco y Morelos, estados donde hay alta criminalidad.