Acusan de negligencia médica a Hospital Obstétrico de Pachuca

Una adolescente de 17 años con 38 semanas de gestación le practicaron una cesárea porque presuntamente el bebé traía el cordón umbilical enredado en el cuello y más tarde murió por un intenso ...

Pachuca

Familiares de la menor de edad Mireya Córdova Peralta, quien perdió la vida después de una cesárea el pasado 1 de julio, acusaron de negligencia médica al Hospital Obstétrico de la ciudad de Pachuca.

Lourdes Jiménez Leyva, suegra de Mireya y quien estaba a cargo de ella pues tenía 17 años de edad, señaló que Mireya acudió al Hospital Obstétrico de Pachuca a su segunda consulta con 38 semanas de embarazo, en donde le dijeron que la tenían que intervenir pues el bebé traía el cordón umbilical enredado en el cuello.

Indicó que al día siguiente, 1 de julio, al llegar a ver su nuera para bañarla, ella estaba junto con su bebé, un varón, sin embargo tenía los labios y la lengua morada, le dolía demasiado el vientre y además presentaba sangrado excesivo.

Ante ello, el doctor José Luis Guadarrama Bragado le informó que se había roto un vaso por lo que la tenían que intervenir a su nuera nuevamente.

Tras la intervención el médico le informó a ella, a la mamá de Mireya, Teresa Peralta Pérez y a Felipe de Jesús González Jiménez, el esposo de la ahora occisa, quien también es menor de edad y tiene 16 años, que se había roto una vena, que había presentado sangrado hacia el interior del vientre y que le tuvieron que quitar la matriz y un ovario para que no perdiera la vida.

Sin embargo, después de la intervención Mireya aún presentaba un intenso dolor en el vientre y sangrado por lo que informaron a los familiares que pasarían a Mireya al Hospital General de Pachuca pues en el Hospital Obstétrico no contaban con los aparatos para darle la atención necesaria.

La señora Lourdes Jiménez mencionó que al Hospital Obstétrico, llegó el director general del Hospital General de Pachuca, Francisco Chong Barreiro junto con otros médicos y se llevó a Mireya, aunque previamente había sufrido convulsiones en la ambulancia.

Agregó que una vez en el Hospital General Mireya fue intervenida por segunda ocasión debido al sangrado y argumentaron que iba muy grave del Hospital Obstétrico.

Indicó que después de la operación sufrió cinco infartos hasta que perdió la vida.

El acta de defunción del Hospital General señala que Mireya falleció por: coagulación intravascular diseminada cinco horas, choque hipovolémico 13 horas y hemorragia obstructiva 13 horas.

Ante ello, los familiares ingresaron un queja en la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH) con el número de expediente CDHEH/VG/1840-15.

Acusan de negligencia médica al Hospital Obstétrico de Pachuca y piden ver el expediente completo de Mireya pues este Hospital no les entregó documento alguno.

Afirmaron que antes de ingresar al Hospital Ostétrico de Pachuca Mireya estaba perfectamente bien de salud, pues había salido bien de sus revisiones con un médico particular y apuntaron que llegó al Hospital Obstétrico por su propio pie. Los familiares exigen justicia y se castigue a los responsables de la muerte de Mireya.