Acusan al padre de Alondra de obtener provecho económico

La madre de la joven dice que su ex esposo no cubre la pensión alimenticia.
El caso de Alondra enfrenta a sus padres.
El caso de Alondra enfrenta a sus padres. (Jorge González/Archivo)

Guanajuato

Cuando parecía que el caso de la joven Alondra Luna Núñez tendría un final feliz con la atención de diferentes instancias federales y estatales, la denuncia de su madre, Susana Núñez Granados, contra su ex esposo y padre de la pequeña, Gustavo Luna, de lucrar con la situación de su hija, viene a darle un giro drástico a la situación de la menor.

La madre de Alondra acusó al papá de la pequeña de estar "explotando" el drama que sufrió, cuando agentes federales por orden de la Interpol se la llevaron de una escuela de Guanajuato a Michoacán y de ahí a Houston, Texas, Estados Unidos, por el reclamo de una persona que decía ser su verdadera madre.

En una improvisada rueda de prensa en el jardín Reforma, en el centro de Guanajuato, la mujer reveló ayer que desde hace siete años se separó del padre de Alondra y no ha recibido pensión alimenticia, lo que acreditó con documentos; sin embargo, aseguró que tiene la patria potestad de su hija.

También dijo que sospecha que su ex pareja saca provecho económico con la situación de la adolescente, porque ahora hasta le prometieron que tendrá "una fiesta de 15 años inolvidable", el próximo agosto, tras su participación en el desfile con candidatos del PAN a los distintos cargos de elección popular.

Dijo que cuando recibieron a Alondra en el Aeropuerto, tras comprobar que no era la hija de Dorotea García, en compañía del gobernador Miguel Márquez, una vez que salieron se fue "cada quien para su casa".

La madre de Alondra señaló que ella autorizó a una licenciada que llevara la niña para recibir atención psicológica; sin embargo, no sabe cómo acabó con su padre.

Núñez dijo que la reunión con el subsecretario de Derechos Humanos de la Segob, Roberto Campa, y algunos delegados no fue en su casa.

Ayer, el secretario de Educación de Guanajuato, Eusebio Vega, y sus compañeros de la escuela secundaria Sor Juana Inés de la Cruz dieron la bienvenida a Alondra en su primer día de clases.