Acusan padres de familia a Cué de abandonarlos

En entrevista con MILENIO, Luisa García Cruz, de la Coordinadora Estatal de Padres de Familia en Oaxaca, dijo que al gobernador no le interesa la educación.
Archivo Milenio
(Archivo)

Ciudad de México

El gobernador de Oaxaca Gabino Cué nos ha abandonado para presionar que los maestros de la sección 22 regresen a dar clases y se comprometan a usar su tiempo para educar a los niños y no irse a sus juntas sindicales, acusó Luisa García Cruz, de la Coordinadora Estatal de Padres de Familia.

“No tenemos el apoyo del gobernador Gabino Cué, es más el ni siquiera tiene la intención de que la educación mejore en Oaxaca. Tiene que empezar aplicar la ley, nos debe apoyar para que se forme otro sindicato, hay profesores que ya están hartos de participar en estos actos”, sentenció.

En entrevista con Azucena Uresti, para Milenio Radio, el ama de casa advirtió que si los maestros faltistas pretenden regresar al estado a dar clases, deberán firmar cartas en donde se comprometan a no usar el tiempo que le deben dedicar a la enseñanza de los niños para cuestiones sindicales.

“No les estamos pidiendo a los maestros que regresen, se los estamos exigiendo porque ahora somos nosotros quienes ponemos las condiciones después de que el mismo gobernador nos ha dicho que la solución está en nuestras manos”, sostuvo.

Agregó que de las 315 escuelas con las que cuenta la capital, solo han logrado abrir 20 toda vez que los maestros de la sección 59 no alcanzan para laborar en todos los planteles.

“Todo aquel que se vaya de la escuela ya no tienen cabida, ahora el señor gobernador deberá contratar nuevo personal”, sostuvo.

Luisa García reconoció que cuando los maestros de la sección 22 regresen a laborar habrá enfrentamientos con los integrantes de la sección 59, toda vez que de manera violenta han reclamado el lugar que ya fue ocupado para dar clases.

“Ellos (sección 22) tienen un grupo que los apoya llamado FPR, el cual ha llegado a amedrentar a los maestros que dan clases , reclaman un lugar que ya no les pertenece han agredido a los padres de familia que vigilan las escuelas”, detalló.