Acusa intimidación dueño de zoológico

Le niegan amparo para suspender el aseguramiento de las especies. Profepa amenazó con llegar a PGR e Interpol, dice propietario de El Club de los Animalitos.
El diputado Sergio Gómez muestra el vínculo afectivo entre él y sus animales.
El diputado Sergio Gómez muestra el vínculo afectivo entre él y sus animales. (Javier García)

México y Puebla

El diputado del PAN en Puebla Sergio Gómez Olivier acusó que el subsecretario de Recursos Naturales de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Alejandro del Mazo, ha tratado de intimidarlo para que se desista de un juicio de amparo promovido contra las acciones que emprendió la dependencia en su contra y permita el traslado de al menos 101 animales de vida silvestre asegurados a su zoológico El Club de los Animalitos, ubicado en Tehuacán.

En entrevista con MILENIO, tras realizar un recorrido por el zoológico, Sergio Gómez dijo que el funcionario le advirtió que de lo contrario presentaría una demanda penal ante la Procuraduría General de la República e incluso en la Interpol.

"Me dijo que primero me desistiera del amparo o si no me demandarían penalmente sin derecho a fianza por maltrato animal. Me amenazó para entregar a mis animales de inmediato (...) que ya la Interpol estaba interesada en mi caso en darle seguimiento para, como dicen, cuando salga el pillo lo agarre en cualquier país", denunció el empresario ferretero.

Cuestionado al respecto el subprocurador Del Mazo, reconoció que en una reunión le pidió al diputado "no siguiera obstruyendo el cumplimiento de la normatividad ambiental", por lo que también le advirtió que la Profepa lo denunciará ante la PGR par conseguir una orden de cateo e incautarle los 101 ejemplares de vida silvestre.

"El señor no nos abrió las puertas y no podemos tirar la puerta, a menos que sea con una orden de cateo y para ello se requiere una denuncia penal; si está obstaculizando el cumplimiento de la legislación ambiental, pues él mismo nos orilla a que tengamos que recurrir a eso", señaló.

La Profepa informó ayer que el juzgado sexto de distrito en Puebla negó el amparo promovido con el que pretendía suspender el aseguramiento de los 101 ejemplares por falta de trato digno y respetuoso; sin embargo, el diputado dijo que la resolución no es definitiva ya que aún presentará pruebas.

Acuerdo

Gómez Olivier detalló que Del Mazo lo convocó a una reunión el pasado 12 de marzo en las oficinas de la Profepa "para llegar a un acuerdo".

Le comunicó que hay empresarios interesados en construir un zoológico en Tehuacán.

"Me dijo que si quería salir de esta situación había empresarios poblanos —interpreto que los Camacho, los dueños de Africam Safari—, que están dispuestos a llevarse mis animales y ofrecerles un lugar digno. Dijo que se los llevarían tres meses en lo que invierten en una primera etapa 8 millones, y después 80 millones para hacer un zoológico en Tehuacán, y a los tres meses promete regresarlos, pero que para eso primero tiene que incautarlos.

"Después me enteré que hay un programa de gobierno para que quienes alberguen animales maltratados reciban 500 millones de pesos. Lógico que los míos representan varios objetivos: uno, son gratis y de muy buena calidad; dos, reciben ese gran recurso económico; tres, queman al PAN con un diputado; cuatro, repunta el PVEM que está detrás de todo esto, y sube la diputada local Geraldine González, candidata a diputada federal (...) y quien orquestó esto desde hace un año", sostuvo.

Dijo que continuará con su defensa, que acudirá a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y a instancias nacionales para presentar un nuevo juicio de amparo ante un juzgado en el DF.

En una manzana de 3 mil 700 metros cuadrados el empresario tiene su residencia y, atrás, su zoológico particular.

A través del acceso de su casa, permitió a MILENIO ingresar mientras los trabajadores realizaban las labores de mantenimiento a los más de 240 ejemplares con los que cuenta, desde peces, reptiles y aves, hasta primates, y grandes felinos como jaguares, leones, panteras y tigres.

El vínculo afectivo entre el propietario y sus felinos es destacable: sin ningún temor mete la mano a la jaula y atrae con hojas de bambú a una de las tigresas, quien delicadamente come de su mano y después lo lame, como si fuera una tierna gatita.


Vecinos juntan firmas en apoyo al empresario

tEl empresario comenzó su colección de ejemplares de vida silvestre hace 20 años con guanacos y llamas; en 1999 obtuvo el aval de la Semarnat como Unidad de Manejo Ambiental, pero la actual administración de la Profepa sostiene que no cuenta con los permisos para operar como zoológico, por lo que se podrían romper los acuerdos que el subprocurador Alejandro del Mazo firmó con los habitantes de la zona para dar un plazo de dos años al diputado para adecuar la UMA.

En tanto, un grupo de vecinos ha comenzado a juntar firmas para pedirle a la Profepa que permita abrir el zoológico al menos los fines de semana, para poder contribuir con el pago de sus entradas en la manutención de los animales, que alcanza los 200 mil pesos mensuales.

“Llevamos en promedio 400 firmas, con el fin de desechar el sello que impide la entrada al público y como hay daños a terceros, también buscamos conformar una denuncia”, dijo Juan de Dios Melquiades, uno de los representante sociales que firmaron el acuerdo con Profepa.

Cuestionado al respecto, Alejandro del Mazo dijo que eso “es inviable, porque ni si quiera cuenta con el permiso para exhibir a los ejemplares”.