Acuerdan mesa de diálogo para liberar cuartel en Oaxaca

Los policías federales que intentaron recuperar el cuartel se replegaron cuando se pactó un diálogo entre agentes en paro y el gobierno de Oaxaca, con mediación de autoridades federales.
El secretario de Seguridad Pública interino, Victor Alonso Altamirano, durante la negociación.
El secretario de Seguridad Pública interino, Victor Alonso Altamirano, durante la negociación. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

Elementos de la Policía Federal que intentaron fallidamente recuperar el cuartel de la Policía Estatal en Santa María Coyotepec, tomado hace 13 días por agentes estatales, se replegaron luego de que los policías amotinados y el gobierno del estado acordaron establecer una mesa de diálogo.

El diálogo tendrá como mediador a un representante del gobierno federal.

Durante la madrugada, un contingente de elementos de la Policía Federal y agentes estatales de investigación, dependientes de la Procuraduría General de Justicia de Oaxaca, así como policías auxiliares y bancarios, intentaron recuperar el cuartel donde estan amotinados entre 250 y 300 agentes que reclaman aumento salarial, bonos, pagos de seguros de vida y una nueva ley de jubilaciones.

Sin embargo, fueron repelidos a balazos por los elementos de seguridad en paro.

En la refriega resultaron heridos cinco elementos de la Policía Federal que fueron canalizados al hospital de zona del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Además cuatro federales fueron retenidos por los paristas, a quienes intercambiaron por tres policías estatales detenidos.

El comisionado de la Policía Estatal y secretario de Seguridad Pública interino, Víctor Alonso Altamirano, confirmó que luego de lograr el intercambio y de que se devolvieron las armas aseguradas, se pactó establecer un diálogo entre las partes en conflicto, con mediación del  gobierno federal.

Puntualizó que el operativo efectuado fue instruido por la Secretaría de Defensa Nacional para resguardar el armamento que está dentro del cuartel.

Adelantó que habrá una investigación por el enfrentamiento que se dio durante el operativo.

Dejo claro que nunca ha sido el interés ni el ánimo del gobierno de reprimir o confrontar a los policías paristas, a los que se ha atendido en todo los puntos de su pliego de demandas.