Activan Plan DN-III en BC por las lluvias

Suspenden clases en cuatro municipios tras las tormentas que cayeron durante cuatro días.

Baja California y Chihuahua

La aplicación del Plan DN-III por parte del Ejército en el poblado de Santa Rosa, en Ensenada; la suspensión de clases en cuatro municipios; Playas de Rosarito y Tijuana prácticamente incomunicados por deslaves e inundaciones, y encharcamientos e incomunicación en zonas de la periferia de la ciudad es el saldo de las tormentas que cayeron durante cuatro días seguidos en Baja California producto del fenómeno de El Niño. Afortunadamente no se reportan víctimas.

En Santa Rosa los habitantes de 15 viviendas fueron desalojados y llevados a un albergue temporal ante el inminente riesgo de morir por las inundaciones.

Reportes emitidos por las direcciones de Protección Civil y de Seguridad Pública de Ensenada señalan que los escurrimientos de agua y el crecimiento de los arroyos provocaron que el Ejército tomara la determinación de aplicar el Plan DN-III.

A su vez en Camalú, municipio de Ensenada, 35 personas damnificadas por las fuertes precipitaciones del pasado 5 de enero fueron llevadas por autoridades municipales al albergue que fue instalado antes de las lluvias.

En la delegación Santo Tomas, 13 personas fueron llevadas al refugio temporal que fue habilitado en un salón de fiestas, y en el Sauzal nueve adultos y seis pequeños también recibieron ayuda.

Asimismo, debido a las cuatro tormentas que cayeron en la costa del estado, por tercer día consecutivo el regreso a clases de aproximadamente 500 mil niños de nivel básico fue suspendido en los municipios de Tecate, Tijuana, Playas de Rosarito y Ensenada.

En tanto, en Playas de Rosarito el desbordamiento del arroyo Huahuatay originó serios problemas en el cruce de las principales vialidades, dejando prácticamente incomunicado al municipio.

En Tijuana también se reportan afectaciones aunque no de consideración.

Cierran carreteras

Siete tramos carreteros fueron cerrados en Chihuahua y 120 personas fueron rescatadas por la caída de nieve en los 24 municipios, informó el coordinador estatal de Protección Civil, Virgilio Cepeda.

Lo anterior ocurrió en un tramo de Puerto San Luis, donde debido a la acumulación de nieve y cristalización del asfalto la vialidad tuvo que ser cerrada y dejó varados a 37 vehículos y tres camiones con 120 pasajeros, que fueron llevados a un albergue del municipio de Janos.

Ante la contingencia se suspendió por varias horas el tránsito en las carreteras Janos-Puerto San Luis; Madera-El Largo Maderal; La Junta-Ocampo; Ignacio Zaragoza-Buenaventura; Puerto Lobos-Madera; Ignacio Zaragoza-Gómez Farías y Soto Máynez-Gómez Farías; sin embargo, durante la tarde-noche fueron reabiertos cuatro.

Los municipios más afectados son Janos, Casas Grandes, Temósachi, Moris, Ocampo, Bocoyna, Guerrero y Madera con hasta 30 centímetros de nieve en las zonas altas de la sierra tarahumara.

Las afectaciones en el estado se deben al frente frío número 28, que se combinó con una entrada de humedad del océano Pacífico y una corriente en chorro.

Para la zona norte-centro de la entidad, es decir, los municipios de Ascensión, Ahumada, Ciudad Juárez, Praxedis y Guadalupe es posible que persista el aguanieve y lluvia, con caídas intermitentes de nieve.

Se espera que las nevadas prevalezcan en los 24 municipios, así como temperaturas muy bajas menores a los 10 grados centígrados.

En la zona centro del estado, incluyendo la capital, continuarán los vientos muy fríos y la posibilidad de lluvias y chubascos aislados.

El gobierno de Chihuahua reiteró las recomendaciones de la temporada invernal, principalmente en el hogar, como no sobrecargar las tomas eléctricas, darle mantenimiento a los calentadores antes de usarlos y abrir una ventana cuando los calefactores estén encendidos, consumir líquidos y alimentos con vitamina C y proteger las tuberías que se encuentren en el exterior.