Acepta gobierno de Chiapas recomendación de CNDH por muerte de preso

El gobierno de Manuel Velasco ha manifestado su convicción de hacer respetar y fomentar los derechos humanos en la entidad, y ha hecho énfasis en la necesidad de fortalecer a las dependencias. 

Tuxtla Gutiérrez

Manuel Velasco Coello, gobernador del estado de Chiapas, aceptó la recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH)  por la muerte de un preso indígena en el centro penitenciario de El Amate, según dio a conocer en un comunicado.

Este martes, Milenio dio a conocer que la CNDH emitió la recomendación 04/2016 dirigida a Velasco, por la falta de cuidado, deficiencia en la seguridad, vigilancia y control de las autoridades del Centro Estatal de Reinserción Social para Sentenciados Número 14, ubicado en el municipio de Cintalapa, de Figueroa.

De acuerdo al organismo defensor de los derechos humanos, el preso fue encontrado colgado en un baño.

En respuesta, el gobierno de Chiapas emitió un comunicado de prensa en el que precisa que el mandatario estatal ""refrendó su compromiso con el respeto a los derechos humanos".

"Desde el inicio de su administración, el gobernador Manuel Velasco Coello ha manifestado su convicción de hacer respetar y fomentar los derechos humanos en la entidad sureña, y ha hecho énfasis en la necesidad de fortalecer a las dependencias estatales para que actúen siempre en apego al respeto de la dignidad humana".

Violaciones a derechos

Sin embargo, desde diciembre de 2012, el nombramiento de Jorge Luis Llaven Abarca, hasta ahora Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana de Chiapas y responsable de los penales del estado, causó alarma en más de 200 organismo defensores de los derechos humanos, fundamentándose en recomendaciones emitidas por la CNDH y casos de tortura documentados por las ONG´s.

Las denuncias constantes en contra de Llaven son tortura, violaciones a derechos humanos, robo, lesiones, daño en propiedad ajena, allanamiento de domicilios y abuso de autoridad, amenazas de muerte y asesinato, entre otros.

También se le involucró en el homicidio de Luis Ignacio Lara Vidal, culpado de asesinato, a manos de agentes del Ministerio Público, entre los que se encontraba Llaven Abarca, quienes le colocaron una bolsa en la cabeza hasta provocarle la muerte.