“No se fueron a Acapulco” universitarios desaparecidos: Rector

Alejandro Vera, dijo que los estudiantes fueron víctimas del delito y no ha que ha que hayan decidido seguir la borrachera. El gobierno ya les informó detalles sobre la desaparición.
El rector de la UAEM, Alejandro Vera Jiménez, en conferencia de prensa.
El rector de la UAEM, Alejandro Vera Jiménez, en conferencia de prensa. (David Monroy)

Cuernavaca

El rector de la UAEM, Alejandro Vera Jiménez, reveló que la Procuraduría General de Justicia (PGJ), filtró versiones falsas sobre la desaparición de cinco estudiantes universitarios, y reconoció que la ausencia de los jóvenes se debió a que fueron víctimas del delito y no a que hayan decidido “prolongar una borrachera” en Acapulco.

A casi un mes de que los jóvenes integrantes de la Facultad de Ciencias Químicas de la UAEM desaparecieran por más de 96 horas tras asistir a una fiesta de bienvenida a los estudiantes del Instituto de Ciencias de la Educación el jueves 5 de septiembre, Vera Jiménez reconoció que el secretario de Gobierno, Jorge Messeguer le confirmó que los jóvenes nunca estuvieron en Acapulco, “aunque me pidió guardar discreción sobre los datos de la investigación que me confiaron”.

Los jóvenes Elías Tapia Bahena, José María Porcayo Villa, Jairo Radilla Bello, Carlos David Pérez Hernández y Eduardo Fajardo, todos estudiantes de la UAEM, regresaron a sus hogares el martes 10 de septiembre y ese mismo día fueron llamados a las oficinas del fiscal, Rodrigo Dorantes donde se acordó que no se revelaría la razón de su ausencia, ni detalles de la investigación, confió a MILENIO una fuente.

Tras el regreso de los universitarios, ni los padres de los desaparecidos ni las autoridades dieron explicaciones del hecho, mucho menos de las razones de su desaparición. Sólo el padre de Elías, el señor Hermilo Tapia dijo a este medio de comunicación que su hijo se había ido a Acapulco y que “no le había preguntado más porque estaba muy enojado con él”, sin embargo, versiones del grupo policiaco vinculado con la investigación reveló que los jóvenes habían sido privados de su libertad por un grupo criminal.

La versión conocida refirió que uno de los jóvenes de origen guerrerense, era el blanco de los criminales para secuestrarle, sin embargo, en la oportunidad de retenerle, iba acompañado de sus amigos; durante su presunto cautiverio, elementos policiacos de la PGJ colaboraron con la familia del joven para negociar con los captores, y al final habrían entregado la cantidad de 150 mil pesos, lo que permitió el regreso de los jóvenes.

En rueda de prensa, el rector Vera, aseguró que las autoridades de Morelos “han ido informándonos” de lo sucedido, aunque reconoció que la versión difundida de que los jóvenes se fueron al puerto de Acapulco “a seguirla”, es totalmente falsa.

“Nosotros sostuvimos una reunión… ya se nos dio información de lo que ha estado ocurriendo, y o que han encontrado… nos pidió (el secretario de Gobierno) que no divulgáramos la información por las investigaciones que están realizando y si, claro, con la información que nos dan, ya queda demostrada la hipótesis de que no estaban de parranda, que si estaban desparecidos…”, acotó.

Según vera Jiménez, sobre el hecho, aseguró que el Gobierno de Morelos se ofreció a entregarle más información en las próximas semanas.

Mientras tanto, padres de tres de los cinco jóvenes –añadió—anunciaron su determinación de sacar a sus hijos de la universidad, por lo que procederemos a darles su constancia para que continúen sus estudios en otras instituciones.