Acapulco apaga sus luces de manera parcial

Durante 10 minutos, hoteles y negocios realizaron un apagón en petición de energía renovable, tras un llamado de Greenpeace.

Acapulco

Hoteleros y restauranteros de la zona turística de Acapulco realizaron un apagón, al que convocó la organización internacional Greenpeace, para exhortar al uso de energía renovable, sin embargo hubo una participación parcial.


En medio de la bahía de Santa Lucía y con un mensaje iluminado "Exigimos energía renovable", a través de un técnica de backlite, la organización ambientalista, hizo un llamado para exigir en Acapulco el uso de energías renovables.


Durante 10 minutos, de las 21:00 a las 21:10, algunos hoteles, bares, restaurantes y el alumbrado público a lo largo de la costera Miguel Alemán respondieron a la convocatoria de "Greenpeace" para realizar un apagón en solidaridad con personas que han sido afectadas en México y el mundo directamente por los fenómenos meteorológicos asociados al cambio climático.


Se detalló que el cambio climático es la mayor amenaza de la humanidad y desde Guerrero, Greenpeace hace un llamado al gobierno federal, estatal y municipal para reducir las emisiones de gases que provocan el efecto invernadero, mitigar los impactos del calentamiento global y proteger a la población.


Durante diez minutos algunas hospederías de la franja turística apagaron sus luces, para promover el uso de energías alternativas en el puerto de Acapulco, de donde zarpará para Panamá y después con rumbo a Cozumel.


El velero Greenpeace "Rainbow Warrior" dio la bienvenida a unas dos mil personas que desde el sábado y durante ocho horas de ayer, abrieron sus puertas para recibir al público porteño y turistas que buscaron entrar a la embarcación para conocerla a través de una visita guiada.


El barco navega principalmente con un sistema de velas y eventualmente hacen uso del consumo de combustible, con la opción de cambiar a motor con propulsión diesel eléctrica cuando sea necesario. También aprovecha el calor generado por el motor se utiliza para calentar el agua a bordo del barco; y utiliza tecnología sustentable para aplicar la opción más sostenible, desde su fabricación hasta el proceso de desmantelamiento en el futuro, cuando ya acabe su vida útil.