Absuelven a defensora de derechos humanos en Oaxaca

Bettina Cruz fue absuelta de los delitos de atentado contra el consumo y la riqueza nacional así como privación ilegal de la libertad que le imputaban desde 2011.
Bettina Cruz participó en abril de 2011 en una manifestación contra la construcción de parques eólicos a las afueras de la Comisión Federal de Electricidad de Juchitán, Oaxaca.
Bettina Cruz participó en abril de 2011 en una manifestación contra la construcción de parques eólicos a las afueras de la Comisión Federal de Electricidad de Juchitán, Oaxaca. (Moisés Rafael Durán Frías)

Ciudad de México

La defensora de derechos humanos del Istmo de Tehuantepec, Bettina Cruz, fue absuelta de los delitos de atentado contra el consumo y la riqueza nacional así como privación ilegal de la libertad que le imputaban desde que, en abril de 2011, encabezó una manifestación contra la construcción de parques eólicos a las afueras de la Comisión Federal de Electricidad de Juchitán, Oaxaca.

El juez sexto de distrito de Salina Cruz determinó el 1 de diciembre pasado que en los cargos contra la activista no se le acreditó responsabilidad alguna; sin embargo, se hizo público este hecho ahora porque apenas se tiene la certeza de que no fue apelado el dictamen.

Acompañada de representantes de diversas organizaciones a favor de los derechos humanos, la cofundadora de la Asamblea de los Pueblos Indígenas del Istmo de Tehuantepec en Defensa de la Tierra y el Territorio en México, se mostró tranquila de que se le haya eximido de los delitos que le imputaron pero mostró su preocupación por la serie de denuncias que se presentaron en su contra y las de algunos de sus compañeros así como el tiempo que lleva para que se resuelva su situación jurídica.

"Hay una serie de denuncias que hay contra mí y contra unos 50 o 60 compañeros que muchas están en el fuero local y otras a nivel federal como la que nos hizo la CFE. Es ahí donde hemos estado durante más de cuatro años peleando para que nos absuelvan. Nos están criminalizando porque estamos defendiendo el territorio, porque decimos que la energía eléctrica es un bien al que todos los que vivimos en el Istmo de Tehuantepec tenemos derecho".

Bettina denunció que el gobierno se haga de este tipo de recursos, en los que se criminaliza a los manifestantes de su región en contra de los proyectos eólicos y mineros, para explotar una zona que se considera geoestratégica para la transición energética sin realizar una verdadera consulta ni informar a los habitantes de los pueblos originarios. Además acusó cómo se usa el sistema de justicia para amedrentar a los defensores de derechos humanos y del territorio del Istmo, en especial a las mujeres defensoras.

Al respecto de este caso, la representante de Amnistía Internacional, Chasel Colorado, hizo un llamado al gobierno estatal para que se haga una reparación del daño causado a la activista por las violaciones sufridas en este proceso, además de darle seguimiento a la situación en el Istmo de Tehuantepec en cuanto a derechos humanos se refiere.

Asimismo, los representantes de las diversas organizaciones a favor de los derechos humanos como Centro de Análisis e Investigación Fundar, JASS, Servicios y Asesoría para la Paz A.C. y Centro Prodh, expresaron su preocupación por el uso desviado de las instituciones de justicia penal para criminalizar las manifestaciones y la protesta.

La activista enfrentó el proceso penal en su contra de casi cuatro años en libertad bajo caución, después de que en febrero de 2012 fuera aprehendida por los delitos antes mencionados. Acudía cada mes a firmar al Juzgado en calidad de procesada sin que le fuera dictada una sentencia definitiva hasta la resolución de diciembre pasado.