Abren distribuidor en Oaxaca sin acto oficial

Por problemas de socialización, la obra no quedó concluida a tiempo: autoridades.
Los autos ya circulan por el deprimido.
Los autos ya circulan por el deprimido. (Óscar Rodríguez)

México

La obra emblemática del gobierno de Gabino Cué, el distribuidor vial de 5 Señores, quedó concluido después de casi 2 años y medio de retrasos y comenzó a operar sin ningún acto protocolario.

La obra consta de un puente y un deprimido, pero  no se inició cuando estaba proyectada, por oposición de ecologistas, arbolistas y urbanistas, encabezados por el artista plástico Francisco Toledo, quienes urgieron una consulta ciudadana para cambiar el diseño de la infraestructura.

El gobierno de Oaxaca acepta que hubo un impasse por problemas de “socialización”, pero destacó que los trabajos se concluyeron, a pesar de los contratiempos.

Según el secretario de Infraestructuras y Desarrollo Sustentable (Sinfra), Nezahualcóyotl Salvatierra López, la obra se debió concluir en un tiempo récord de un año, pero hubo factores externos que la afectaron y demoraron su ejecución.

Para el Presidente del Patronato por la Defensa, Conservación y Rescate del Patrimonio Cultural  y Natural de Oaxaca (Prooax), José Márquez, la obra “es una aberración porque fue improvisada”

Un ejemplo de ello, dijo, fue el sobrecosto, el cual pasó (inicialmente) de 126 millones de pesos a más de 208 mdp.

Además, el retraso de 2 años y 6 meses generó pérdidas económicas por más de 8 millones de pesos a 200 dueños de empresas y negocios que tienen sus establecimientos dentro del polígono de influencia de la obra.