Abren la carretera Durango Mazatlán

La SCT recomendó viajar por la vía solo en caso de emergencia y hacerlo con todas las medidas de precaución, además de no hacerlo por la tarde noche cuando se registran lluvias intensas y neblina.

Durango

La circulación de la carretera federal Durango-Mazatlán, fue abierta al tráfico, sin embargo, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes recomienda a los usuarios viajar por esta vía sólo en caso de emergencia y hacerlo con todas las medidas de precaución necesarias.

Como se recuerda la mañana del pasado miércoles esta rúa fue cerrada debido a un deslave sobre la carretera a la altura del kilómetro 222 aproximadamente, sin embargo de acuerdo con la SCT, desde el kilómetro 164 se tuvieron derrumbes pequeños desde rocas pequeñas hasta de enormes dimensiones, árboles, ramas y tierra, los cuales obstruyeron el paso libre.

Tras los trabajos de limpieza se logró abrir la circulación a los usuarios, sin embargo y aunque es muy común en esta época del año que la carretera presente este tipo de situaciones, el exceso de humedad que presentan los cerros en este momento, convierte a la rúa en más peligrosa.

La SCT mantiene vigilancia en todas las carreteras que salen del Estado, pero de manera especial en la Durango-Mazatlán precisamente por las condiciones que presenta.

Socorro González, vocera de la dependencia federal, puntualizó que se tienen cuadrillas de la SCT que atienden las eventualidades que se presentan, sin embargo es difícil prevenir un desgajamiento o deslave, de ahí que se pide a los usuarios circulen con extrema precaución y durante la mañana y hasta antes de las 17:00 horas, lo que permitirá tener una mejor visibilidad de las condiciones de la rúa.

Después de esta hora, ya no se recomienda tomar la carretera ya que la intensa lluvia y neblina que se están registrando diariamente impide tener control sobre el entorno lo que puede provocar un accidente.

Elementos de la Policía Federal Preventiva, mantienen vigilancia y recorridos en esta carretera federal previniendo a los conductores sobre la condiciones del recorrido.

Cabe destacar que el tramo más complicado o donde se presentan la mayor incidencia de deslaves o derrumbes de acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes es a partir del kilómetro 154, es decir, a partir de lo que se conoce como “Espinazo del Diablo”, si usted va a viajar por esta ruta, tome sus precauciones y tome en cuenta las recomendaciones que hace tanto la SCT, como la Policía Federal de Caminos.