Abasto de agua, un reto para mi gobierno: Peña

El mandatario urge a promover un manejo responsable del líquido, porque cada vez se complica más su distribución y extracción.
El Presidente inauguró la presa Las Auras.
El Presidente inauguró la presa Las Auras. (Especial)

Tecate

El Presidente de la República, Enrique Peña, admitió que uno de los retos más grandes de su administración es el abasto de agua, debido a que cada vez es más difícil extraerla y transportarla hasta los hogares.

Al firmar el Plan Nacional Hídrico 2013-2018, el mandatario aseguró que se realizarán diversas obras en la materia con una inversión que irá de 250 mil millones de pesos a 300 mil millones de pesos para los próximos cuatro años.

No obstante, urgió a promover un mejor manejo más responsable del líquido, que ayude a mantenerlo y preservarlo.

“Cada vez se vuelve un recurso mucho más escaso y más difícil de llevar al abasto que la población demanda”, explicó el mandatario durante la inauguración de la presa Las Auras.

“Ya no es solo perforar pozos, porque cada vez hay que hacerlo a mayores profundidades, y a veces ni siquiera se puede asegurar que haya agua en el subsuelo. Hoy, incluso, tenemos que traer agua del mar, desalinizarla a través de plantas, lo que tiene un mayor costo, para poder llevar el agua.

“Hoy tenemos que construir acueductos, que prácticamente están, incluso en las profundidades del mar, una obra como tal es la que espero próximamente inaugurar en Campeche”, explicó Peña Nieto.

El reto para mi gobierno y para los de todos los órdenes es cómo asegurar que la población tenga el debido abasto de agua, mencionó en Ejecutivo.

“Cómo aseguramos agua para la producción agrícola, para la industria y todo lo necesario.”

Por ello, insistió que firmar el Plan Nacional de Agua es un compromiso del gobierno de la República para los próximos años.

Además, dijo, se propondrá al Congreso de la Unión una nueva ley general de aguas que recoja los nuevos retos y desafíos del líquido.

En tanto, el titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), David Korenfeld, advirtió que “los tiempos en los que el acceso al agua era fáciles terminaron”.

Por ello, aseguró que el gobierno de la República tiene por delante retos de mayor infraestructura e inversión, como plantas desalinizadoras, pozos al interior del mar o excavaciones más profundas.

Korenfeld consideró que el abasto a los centros urbanos como Monterrey, el Distrito Federal, Campeche, Guadalajara y algunas ciudades de Baja California implica ya retos amplios, en cuestión de infraestructura, debido a la longitud o el volumen que implican las obras.

Mencionó también que se busca pueda robustecer la legislación en la materia, para realizar obras en cooperación con los gobierno locales y con la premisa de presercar el medio ambiente.

Adelantó que en este plan prevé una ampliación del Sistema Cutzamala, lo que implicará construir para un acueducto de más de 70 kilómetros, para garantizar agua a la zona metropolitana del Valle de México, que es la más poblada del país y una de las más grandes de todo el mundo.

Peña Nieto acudió al municipio de Tecate, en Baja California, para inaugurar la presa Las Auras, que permitirá el abasto de agua potable a poco más de 64 mil habitantes.