APP de Guerrero no harán marchas, pero sí concentraciones masivas

EL dirigente de la Asamblea Popular de los Pueblos, Nicolás Chávez denunció el uso político de los víveres destinados a las comunidades afectadas por ‘Manuel’.

Chilpancingo de los Bravo

La Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero (APPG) declinó realizar marchas para exigir la solución a sus demandas, pero anunció concentraciones masivas para denunciar el uso político de los víveres destinados a respaldar comunidades afectadas por la tormenta tropical Manuel.

Nicolás Chávez Adame, dirigente de la APPG denunció que desde los días más fuertes de la contingencia generada por la tormenta tropical se han detectado serias irregularidades.

Citó el caso del albergue ubicado en la escuela primaria Primer Congreso de Anáhuac, en donde el club deportivo-militarizado Penthatlón y una regidora habían concentrado más de 3 millones de pesos en despensas que ya no querían distribuir.

“Tuvimos que ir con representantes del Ejército, para que estos motivaran un acuerdo en el sentido de que los víveres se distribuyeran entre los damnificados”, apuntó Chávez Adame.

Pero hay más casos y por lo tanto destacó: “En algunos lugares alejados de la Montaña y Sierra siguen incomunicados varios pueblos, en el caso de los víveres los están almacenando para las futuras campañas, tanto de gobernador; como de diputados y presidentes municipales”.

Dijo que la APPG coordinará una caravana de distribución de despensas, pero que se cuidará que al momento de llegar a las familias que las requieren no se utilicen para tratar de comprometer a las personas.

“No se vale lucrar con el dolor del pueblo, porque hoy todos los políticos han ratificado el envío de millones de pesos destinados para apoyar a miles de afectados; pero como ellos lo van a controlar quiere decir que no van a llegar a la gente”, indicó.

Agregó que la contingencia se utiliza para que los funcionarios de la administración estatal se escuden y no cumplan con sus tareas, ya que dicen a quienes acuden a gestionar que no pueden hacer nada, pues están metidos en el trabajo de enfrentar las necesidades de la población afectada.

Aunque la inconformidad generada por la explotación política de la contingencia es mucha, Chávez Adame anticipó que no se impulsarán acciones que compliquen el problema de la circulación vial.

“No vamos a convocar a ninguna marcha, pero sí lo haremos a concentraciones masivas; primero vamos a exigir la revisión puntual del padrón de los damnificados, que se resuelva la reubicación de los pueblos donde ya no se puede coexistir con la naturaleza y que se combata la falta de alimentos”, anotó.

Las concentraciones masivas, dijo que tendrán la intención de obligar a la administración estatal a garantizar que haya una distribución equitativa y justa de los apoyos destinados para zonas impactadas por la contingencia.