Suman 848 viviendas afectadas en Chiapas

Rompimiento de un dique del río Chalaca en Villa Comaltitlán deja cerca de 2 mil damnificados. Se aproxima una nueva onda tropical.

Chiapas

Luego de efectuar la evaluación de daños por las lluvias, el Instituto de Protección Civil de Chiapas dictaminó que 848 viviendas resultaron afectadas por el rompimiento de un dique del río Chalaca en Villa Comaltitlán que dejó cerca de 2 mil damnificados.

La dependencia estatal informó que se activó de nueva cuenta la alerta amarilla en todo el estado ante la posibilidad de precipitaciones pluviales que pueden alcanzar hasta 150 milímetros en algunas regiones de la entidad.

Protección Civil reportó que a 24 horas de que se inundaran varias comunidades de Villa Comaltitlán por corrientes de agua que alcanzaron hasta dos metros de altura, continúa la distribución de ayuda humanitaria a la población afectada.

El total de casas con daños que reportó la dependencia es un saldo preliminar, por lo que en las próximas horas la cifra puede aumentar.

De acuerdo con Luis Manuel García, titular de Protección Civil en Chiapas, el dique colapsó por deficiencias técnicas, ya que fue erigido por los pobladores piedra sobre piedra.

Diversas autoridades distribuyen equipos de limpieza, alimentos y otros artículos, como colchonetas, para atención de los damnificados; en tanto, la Comisión Nacional del Agua instaló plantas potabilizadoras, mientras que el sector Salud efectúa trabajos de saneamiento.

ONDA TROPICAL

Mientras tanto, el Sistema Estatal de Protección Civil colocó el semáforo preventivo en amarillo, ante la presencia de la onda tropical 31 que tendría una potencia de entre 75 y 150 milímetros, principalmente en las regiones Istmo-Costa, Soconusco, Sierra Mariscal, Meseta Comiteca y Selva Lacandona.

Las autoridades recordaron que septiembre es el mes más lluvioso del año, por lo que insistieron en las recomendaciones para minimizar las afectaciones, muchas de ellas originadas por causas humanas, como el taponamiento de alcantarillas con basura.

Otras sugerencias son reforzar las viviendas y tener sus documentos personales a la mano y bien resguardados, además de contar con un radio portátil, lámparas de pilas y un botiquín de primeros auxilios.  

LENTA RECONSTRUCCIÓN EN CHILPANCINGO

El gobierno de Chilpancingo, Guerrero, reconoció que hay un avance insuficiente en el proceso de reconstrucción de vialidades e infraestructura urbana en la ciudad, las cuales fueron dañadas por las lluvias generadas por la tormenta tropical Manuel.

Mario Moreno, alcalde de Chilpancingo, señaló que en la medida de sus posibilidades, el ayuntamiento ha hecho lo posible por hacer más llevadera la vida de las 42 familias que permanecen en el albergue instalado hace un año en las instalaciones del Instituto del Deporte y la Juventud.

Dijo que mientras los damnificados llegan a un acuerdo con la Sedatu, el municipio se hará cargo de la manutención de las familias que esperan a que se les garantice la entrega de sus viviendas.

Explicó que con recursos del Fondo de Desastres Naturales se reparan 22 calles en diferentes puntos de la ciudad, el avance que registran es de entre 30 y 40 por ciento, lo que todavía genera problemas de circulación vehicular.

Comentó que recientemente sostuvo una reunión con el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, quien autorizó recursos para rehabilitar otras 22 vialidades, en las que se aplicarán unos 45 millones de pesos.

(Rogelio Agustín/Guerrero)