• Regístrate
Estás leyendo: 595 autos se suman al padrón cada día
Comparte esta noticia
Lunes , 23.07.2018 / 11:43 Hoy

595 autos se suman al padrón cada día

La mala movilidad y la baja calidad de las gasolinas va mantener al auto como causa principal de contaminación muchos años más

Publicidad
Publicidad

Agustín del Castillo

Cada día, se incorporan al registro de automóviles de la Secretaría de Planeación y Finanzas de Jalisco, 595 automotores, para totalizar más de 200 mil por año, según la estadística dada a conocer por la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial en 2016.

Esto ha llevado “el índice de motorización” a 2.2 habitantes por auto, una de las relaciones más estrechas en América Latina, lo que revela que las grandes inversiones en transporte masivo, no sólo deben continuar con nuevas obras además de la línea 3 del tren ligero, sino que pese a eso, demorarán en dar resultados positivos en el tema de la movilidad para la ciudad.

Por otro lado, la elevada cantidad de autos (aproximadamente 2.1 millones circulan en la metrópolis) plantea otros retos más inmediatos, en el tema de la contaminación ambiental. Con la “liberación” del mercado de las gasolinas, un grupo de actores políticos y empresariales, bajo la iniciativa de la diputada local del PRD, Mónica Almeida, planteó la necesidad de ofrecer alternativas al alto precio de los combustibles que ofrece Pemex, todavía monopólicamente, en la ciudad.

Eso derivó en la propuesta de que se incrementara la oferta de combustibles de origen orgánico, o etanol, para mezcla con la gasolina tradicional, y un eventual crecimiento de su participación, pero ocasionó un debate sobre la pertinencia de la mezcla; la Semadet ha señalado la necesidad de profundizar los estudios antes de dar ese paso, pues hay evidencia de que podría ocasionarse mayores emisiones de precursores del ozono (O3), el mayor contaminante en las ciudades modernas, que deriva de una reacción química entre esas sustancias arrojadas por los autos y la luz solar.

La legisladora ha respondido que el problema de emisiones deriva de la mala calidad de los combustibles que vende Pemex en la zona, y no es problema del etanol.

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) publicó una nota sobre los datos aportados en el taller Regulación en combustibles. Mejores prácticas internacionales y regulación en México, en el que participaron Pemex y el Consejo Internacional de Transporte Limpio, en agosto de 2015. Allí se dijo:

“Estados Unidos ha transitado hacia gasolina y Diésel UBA desde hace 10 años reduciendo hasta en 90 por ciento la contaminación y sigue con la tendencia, de reducción de hasta cero en niveles de azufre, por lo que Pemex desde 2005, dio inicio a la producción nacional e importación de gasolina Premium de Ultra Bajo Azufre para todo el país y a partir de 2009 para las zonas metropolitanas del Valle de México, Guadalajara y Monterrey, así como la frontera norte, asumiendo el compromiso tecnológico de ajustar y modernizar su planta productora para abastecer paulatinamente de combustibles de ultra bajo azufre al territorio nacional”.

Sin embargo, “se habló de la importancia de que México actualice la norma que exigirá a Pemex y a los nuevos competidores en el mercado abierto la distribución y venta de combustibles más limpios en todo el territorio nacional, a fin de que pueda hacer frente a las nuevas condiciones que se generaron a partir de la reforma energética”. Así, “para México es indispensable contar con mejores combustibles para poder reducir la contaminación atmosférica, acceder a mejores tecnologías vehiculares y reducir el impacto en salud pública”.

Se suponía que la emisión de la norma emergente de la Comisión Reguladora de Energía EM-005-CRE-2015 y la norma definitiva 016-CRE-2016 iban a hacer cumplir esa necesidad de mejores gasolinas, sobre todo en el caso de la “ultra baja de azufre”, pero la realidad es que no existen evidencias de que hayan mejorado. Lo prueba el último decreto de la CRE, del 23 de mayo de 2017, en el Diario Oficial de la Federación: “se exime a los permisionarios de las actividades de transporte, almacenamiento, distribución y expendio al público de petrolíferos de la obligación de presentar a la Comisión Reguladora de Energía el resultado de los dictámenes que comprueben el cumplimiento de las especificaciones de calidad de los petrolíferos de conformidad con la NOM-EM-005-CRE-2015”.

Esto acreditaría que no hay suficiente gasolina de calidad en el área metropolitana, aunque el compromiso de Pemex era ponerla en el mercado a partir de 2009.

Según el reporte de calidad del aire más reciente que publicó la Semadet, cada año se consumen en la ciudad 3.4 millones de metros cúbicos (3,400 millones de litros) de combustibles de origen fósil. Más de dos millones son gasolina magna, un millón es combustible diésel y alrededor de 400 mil m3 son gasolina Premium, la de mayor calidad.

Pero en ningún caso es gasolina de la calidad que se consume en Los Ángeles, California, una de las ciudades pioneras a nivel mundial en el tema del control de la contaminación. Así, con 595 autos que se suman al parque vehicular por día (238 con más de diez años, y tecnología de combustión obsoleta), combustibles de baja calidad y condiciones complejas de movilidad, los autos permanecerán por mucho tiempo como principal fuente de contaminantes del AMG, principal insignia de una ciudad que no se supo modernizar.

CLAVES


Dos datos

*Los vehículos con diez años o más de antigüedad que circulan en el AMG son más contaminantes que los de modelos más recientes

*En promedio, los vehículos con menos de diez años de antigüedad emiten la cuarta parte de monóxido de carbono (CO), 22% menos hidrocarburos (HC) y 36% menos óxido nítrico (NO), con respecto a los vehículos de más de 10 años de antigüedad

Fuente: INECC

MC

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.