Protestan en la Autopista del Sol por los 43 normalistas

"Hay 43 deseos de Navidad pendientes... 43 abrazos que no llegan", se lee en las pancartas que padres de los estudiantes, maestros disidentes y alumnos de la rural de Ayotzinapa enseñaban a los ...

Chilpancingo

"Hay 43 deseos de Navidad pendientes... 43 abrazos que no llegan", rezan las pancartas que la jornada del 24 de diciembre observaron miles de turistas que circularon sobre la Autopista del Sol, con rumbo al puerto de Acapulco.

Como ha ocurrido en las últimas semanas, maestros disidentes, estudiantes de Ayotzinapa y padres de los desaparecidos realizaron una manifestación en la Autopista del Sol.

Pidieron cooperación, pero hicieron particular énfasis en los mensajes contenidos en las pancartas que mostraron a miles de automovilistas.

"Hay 43 deseos de navidad pendientes", señala el mensaje contenido en letras mayúsculas, sostenido por una mujer que cubre su rostro con la cartulina fluorescente.

Los automovilistas las miran con reserva, casi todos ya llevan listos los 50 pesos que se pagan a manera de cooperación voluntaria.

"Guerrero Seguro: Seguro te asaltan, te matan, secuestran o te asesinan. Bienvenidos turistas", señala otro mensaje rotulado en papel blanco.

"No podemos festejar navidad ni año nuevo...nos faltan 43", indica otro mensaje colocado en el módulo de cobro que está inhabilitado.

Un padre de familia sostiene otro mensaje que los viajeros leen con atención, porque su contenido es imposible de pasar a desapercibido: "Si no hay navidad para el pueblo... que no haya navidad para el gobierno".

Los estudiantes esperan con paciencia la llegada de autobuses de pasajeros y camiones de carga, aprovechan los costados y las espaldas de las unidades para rotular: "Fue el Estado".

En la plaza central Primer Congreso de Anáhuac se levantó un árbol de navidad con los rostros de los desaparecidos la noche del 26 de septiembre.

Se espera que en el transcurso de la noche haya actividades encaminadas a generar conciencia, pero aclaran que de ninguna manera se tratará de una posada, pues insisten en que no hay nada que celebrar.