En México 400 mil casas están abandonadas reporta Sedatu

El titular de la Sedatu, Jorge Carlos Ramírez Marín indicó que se busca incorporar estas viviendas al mercado en conjunto con el Infonavit para agilizar el proceso.
Jorge Carlos Ramírez Marín, titular de la Sedatu de visita en Jalisco.
Jorge Carlos Ramírez Marín, titular de la Sedatu. (Cortesía)

Ciudad de México

Un total de 400 mil viviendas en todo el país han sido abandonadas por sus propietarios, por lo que el gobierno federal emprende las acciones para incorporarlas al mercado, señaló el titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Jorge Carlos Ramírez Marín.

"Lo que nos reporta el Infonavit son alrededor de 400 mil viviendas abandonadas en el país, que es un número muy alto. Ha buscado reintegrarlas con base en dos condiciones: la legal, porque no necesariamente han regresado al patrimonio del Infonavit; y segundo, en una política de mediación con los propietarios de la vivienda para recuperarlas más rápidamente o para que las vuelvan a ocupar", señaló.

Luego de que el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), José Ángel Gurría, señalara que México tiene la tasa más alta de vivienda deshabitada entre los países miembros de la organización, el funcionario precisó que no toda la vivienda desocupada está abandonada.

"Es una diferencia en la calificación, en estas viviendas desocupadas hay un importante porcentaje de casas de verano, o segundas residencias que se utilizan en fines de semana. El fenómeno de vivienda abandonada es el que buscamos atender fundamentalmente. Una vivienda abandonada es donde ya no se pagan servicios", apuntó.

Ramírez Marín dijo que el Estado de México es la zona que más inversión requiere para reincorporar los desarrollos abandonados al mercado, y eso también depende de la velocidad con que las autoridades locales puedan brindar servicios públicos.

"La principal creadora de estos espacios fue el Estado de México que recibe toda la derrama de vivienda del Distrito federal, entonces toda esta vivienda popular se fue al Estado de México, y hoy ha tenido que aplicar medidas de contención, muchas de ellas negociadas para evitar que sigan creciendo estos desarrollos y sobre todo, realizan una inversión en materia de transporte para que para que los desarrollos queden habilitados", apuntó.