• Regístrate
Estás leyendo: 21 mil mamás viven con violencia en casa
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 18:33 Hoy

21 mil mamás viven con violencia en casa

El Instituto de la Mujer Tamaulipeca registra esa estadística en las atenciones que se brindan en todo el estado, para apoyar a las madres de familia que son maltratadas.

Publicidad
Publicidad

Sandra Sosa

En Tamaulipas, el Instituto de la Mujer ha logrado brindar atención del 2015 a la fecha, a 21 mil mujeres que han sido víctimas de algún tipo de violencia en el seno familiar o que atraviesan por la separación matrimonial, expuso Elizabeth Peña, jefa del Programa de Crecimiento del IMT.

Destacó que la intención es apoyar a todas las mujeres con orientación psicológica, se brinda asesoría para que puedan destacar en su entorno, brindándoles atención jurídica de manera gratuita a través de los cinco centros regionales.

"El índice de atenciones creció no porque aumentara el número de casos de violencia dentro de las familias, si no porque hoy en día gracias a la difusión las mujeres han hecho conciencia que no deben permitir que nadie las violente", refirió.

En los últimos dos años, el instituto ha logrado llegar hasta los lugares más alejados con equipo itinerante que lleva asesoría psicológica y jurídica, se ha hecho difusión a través de los medios de comunicación como la radio donde se está transmitiendo una novela informativa y de consciencia de los derechos de las mujeres.

"Las mujeres que han sufrido violencia o alguna pérdida pueden salir adelante a través de sus redes socio afectivas y familiares, a diferencia de los hombres, ya que son quienes más hacen por apoyarse unas a otras cuando lo necesitan, cuentan con el apoyo del instituto con el programa individual o de grupos de crecimiento que son psicoeducativos y les permiten reconocerse como las mujeres únicas y valiosas que son", refirió.

Agregó que el área de Psicología brinda atención a mujeres que han sufrido violencia en cualquier etapa de su vida ya sea física, psicológica, económica, patrimonial o sexual en un ambiente de seguridad, confidencialidad y respeto.

105 MIL 555 JEFAS DE FAMILIA

En Tamaulipas 105 mil 555 mujeres son jefas de familia, lo que significa un porcentaje del 28% de un total de 376 mil 913 féminas que ejercen algún trabajo en el estado según la Encuesta Intercensal del INEGI.

Y es que las mujeres tamaulipecas ocupan el 42.6% de los empleos registrados ante la Secretaría del Trabajo en la entidad, se estima que de las 884 mil 773 personas ocupadas que se tienen en 135 mil 049 unidades económicas reportadas por los censos económicos del 2014, las mujeres alcanzaron el referido porcentaje de la ocupación laboral.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Dinámica Demográfica (ENADID) el 26.7 por ciento de las madres tiene 2 hijos y una de cada 4 mamás son jefas de familia en el país. Un aspecto que caracteriza a la industria de la construcción es el tipo de contratación del personal, para 2014 el 32.1 por ciento del personal remunerado fue de planta (4.6% corresponde a mujeres) y el 67.9% restante fue eventual (solamente 2.0% son mujeres).

Cabe destacar que la igualdad de género es un tema prioritario desde hace más de 40 años, en este sentido, se llevan a cabo acciones para eliminar la desigualdad histórica y acortar las diferencias entre mujeres y hombres, cimentando así las bases para una efectiva igualdad entre todos.

Del total del personal ocupado en las industrias manufactureras en el año 2013, las mujeres participaron con el 39.7 por ciento y ese año, en el sector comercio al por menor la fuerza laboral femenina aporta el 51.9% del personal ocupado total.

En el comercio al por mayor la participación de la mujer alcanza una de cada cuatro personas empleadas. Lo que indica que para el 2013, el sector femenino participó con el 43.8% del personal ocupado total en los servicios privados no financieros, tales como restaurantes, hoteles, contabilidad y auditoría, escuelas del sector privado, servicios legales y médicos, entre otros, esto representa 4 de cada 10 del total del personal ocupado en estos sectores.

TRABAS A MAYORES DE 35

En contraparte, en la zona sur las mujeres de 35 a 40 años se han encontrado con trabas para ser contratadas en algún empleo en las empresas, se han visto obligadas a desempeñarse en fondas, comedores, rodantes y como domesticas en casas habitación ya que son madres.

Germán Medina Pérez y Jorge Ulises Morales, coordinador de la Croc en la zona sur, señalan que en el gremio se mantienen trabajando un aproximado de 200 mujeres que en su mayoría son madres, se ocupan en el sector de la construcción, transporte público y solo un 10 porciento se han colocado en las empresas de la zona.

"La edad en la mujer ha sido uno de los principales obstáculos para que puedan ser contratadas por las empresas de la zona sur, aunque sean profesionistas por el simple hecho de tener más del 35 años de edad, ya no las quieren contratar y otro de los problemas que siguen dándose en los empleos es el acoso que seguiremos insistiendo porque esto se termine", expuso.

Los gremios sindicales, son quienes se han ocupado por emplear a las mujeres, sobre todo las que tienen hijos, es por ello que se ha buscado generar fuentes de empleo en las diferentes ramas del sector laboral.

En la actualidad, la CROC aunque en mínimo porcentaje, ha encontrado un empleo de taxista para las mujeres, así también en el sector de la construcción, comercio en sus diferentes giros de tal forma que este sector de la población encuentre una forma de subsistir.

Agregó que en actividades agropecuarias, el sexo femenino ha encontrado una fuente de trabajo que aunque no es bien remunerado, permite llevar el sustento familiar.

"En comercio se tiene un registro 52 por ciento de las mujeres, transporte y comunicaciones 18 porciento mujeres, por citar un ejemplo, en la CROC tratamos de incluir a las mujeres en el sector laboral porque sabemos que pueden hacerlo, 35 años de edad no debe ser obstáculo para trabajar, porque sin duda son las mujeres son las más responsables y cumplen al pie de la letra cualquier labor que se les encomiende".

POBREZA Y VULNERABILIDAD

El ejercicio de la maternidad es una condición que exige un alto grado de compromiso, tenacidad y perseverancia.

Sin embargo, existen diferentes motivos por los cuales esta tarea se da en un contexto de vulnerabilidad, como el hecho de ejercerla estando solteras, separadas, divorciadas o viudas.

De acuerdo con información del Módulo de Condiciones Socioeconómicas (MCS) de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos en los Hogares (ENIGH 2014), 8.1 millones de niñas, niños y adolescentes menores de 18 años, están bajo el cuidado de una mujer en una situación conyugal de no unión; es decir, son viudas, separadas, divorciadas o solteras.

En total 54.8% son pobres multidimensionales y de estas 20.1% son pobres extremos.

Según datos del MCS 2014, en México 619 mil mujeres de 15 a 19 años tienen al menos un hijo nacido vivo.

De ellas 28.3% se encuentra en una situación conyugal de no unión, es decir, no solo enfrentan las complicaciones propias de la maternidad adolescente sino que además lo hacen sin el apoyo de una pareja.

De las 175 mil mujeres en esta condición, 62.6% se encuentran en situación de pobreza multidimensional, 30.7% está en situación de vulnerabilidad por carencias sociales.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.