Prevén que este año sea uno de los más calurosos para México

En 2014 se esperan condiciones especiales por efecto del fenómeno El Niño, señaló un investigador del Instituto de Geografía de la UNAM.
Calor impide empresas se instalen en Valles.

Ciudad de México

El 2014 podría convertirse en uno de los años más calurosos para México, pues se esperan condiciones especiales por efecto del fenómeno meteorológico El Niño, el cual provoca sequías e inundaciones, señaló Víctor Magaña Rueda, investigador del Instituto de Geografía de la UNAM.

"En este momento los pronósticos indican que sí vamos a entrar en la condición de El Niño, y esta nos llevará a tener temperaturas elevadas que podrían significar deficientes lluvias de verano en ciertas regiones del país y tener diferentes niveles de sequía", advirtió.

Destacó que un factor que podría alterar nuestro clima es el uso del suelo mediante la tala de bosques y la Ciudad de México, así como otras ciudades en México, que son de tamaño medio y aspiran a ser grandes en términos de extensión, son un ejemplo de ello, lo cual se traduce en una "isla de calor" al verse alterados los patrones de lluvia.

Recordó que en la historia del Distrito Federal hay zonas, como la del aeropuerto, donde las temperaturas han alcanzado valores de 34 o 35 grados centígrados, debido a la urbanización.

Magaña Rueda, sostuvo que El Niño es un evento "cíclico errático" que se caracteriza por la elevación de uno, dos y hasta tres grados en la temperatura de la superficie del mar en la zona del Pacífico del Este, alterando casi todos los patrones de circulación de corrientes en el mundo. Sin embargo, se desconoce la intensidad con la que se presentará.

"Con base en la historia de los eventos El Niño que se han vivido en nuestro país, se sabe que aumentan las probabilidades de que se experimente un verano seco y se presenten temperaturas anómalamente elevadas, por falta de esa nubosidad y lluvia", dijo.

Generalmente, el fenómeno se desarrolla a mediados de año pero se ve más claramente en el otoño del hemisferio norte y alcanza su nivel más alto en el invierno. La mayoría de los eventos El Niño para la primavera del año siguiente empiezan a disminuir, aunque pudiera persistir por más de un año, previno.